Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 27 de mayo
En verano de 2022 presentaron la solicitud de plaza ocupacional. C7
«Otros chicos van a FP o la universidad ¿y mi hijo qué?»: la lucha de una madre por una plaza

«Otros chicos van a FP o la universidad ¿y mi hijo qué?»: la lucha de una madre por una plaza

Educación ·

David un joven con discapacidad, tiene que dejar el aula enclave del instituto este año y está abocado a engrosar la lista de espera por un centro ocupacional

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 20 de abril 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El hijo de Carmen Olivera, un joven con discapacidad intelectual del 78%, cumplirá 21 años antes del próximo enero, por eso este curso será el último en el que se pueda matricular en el instituto al que acude cada día a un aula Enclave, que es el nombre de las unidades de escolarización en centros educativos ordinarios, en las que se proporciona respuesta educativa al alumnado con Necesidades Educativas Especiales (NEE). Previendo esto la familia de David solicitó una plaza en un centro ocupacional el pasado verano. «He hecho lo que me dijeron. Yo he cumplido», afirma su madre, que según se acerca la fecha del final del curso ve que no hay alternativa y que David se quedará en casa. «Llamo todos los meses a ver cómo va la lista de espera. Pero no se mueve», lamenta.

Carmen Olivera exige «una solución inmediata» para las personas que como David, no tienen la oportunidad de decidir sobre su futuro. «Otros chicos pueden ir a la FP, o a la FPBásica, hacer una carrera o buscar un trabajo» cuando acaban el instituto. David no tiene esas «alternativas» al ser una persona dependiente. «Educación no se puede soltar a un chico hasta que el Cabildo no tenga una plaza», señala. «Las instituciones públicas se inhiben. No hay plazas. Hay que esperar a que se de una baja y ni se sabe el tiempo que puede durar esas situación», abunda. Si David cumpliera los 21 después de enero sí podría permanecer en el centro escolar un curso más. Sin esa posibilidad, añade su madre, la alternativa que le queda es muy problemática. Ella y su marido gestionan un negocio sin más empleados. «Somos autónomos», explica, «¿cómo vamos a trabajar?¿Qué hago con él?», se pregunta.

Pero además de los trastornos que supone para la organización de la familia, Carmen recuerda los efectos de que su hijo deje de recibir los apoyos que requiere. «De repente» se paran «los estímulos psicológicos, sociales, el aprendizaje de habilidades. Tanto hablar de igualdad, pero ¿qué igualdad hay para estas criaturas?», se pregunta.

94 estudiantes con necesidades especiales salen este curso de los centros escolares

Según los datos que proporcionó ayer la Consejería de Educación del Gobierno canario, a finales de este curso 94 estudiantes con necesidades especiales cumplirán 21 años, por lo que no podrán seguir estudiante en los centros escolares. El hijo de Carmen Olivera es uno de ellos. Sin plaza en un centro ocupacional «no hay esperanza», dice. La plataforma Y ahora ¿qué hacemos?, creada por familias en la misma situación que David, el hijo de Carmen, reivindica que Educación prolongue la estancia de estos chicos y chicas en los centros escolares hasta que se les otorgue una plaza. «Tenemos un precedente en Madrid», dijo ayer la presidenta de la plataforma, Ruth Santana, madre de Txeida, una joven que ya lleva casi tres años esperando ir a un centro ocupacional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios