Ainscow: «La inclusión es el mayor reto que tienen las escuelas»

22/03/2019

El catedrático y referente mundial en educación inclusiva afirma que el sistema no está diseñado para atender las necesidades de todos los niños, y propone una «revolución» en el método educativo

ETIQUETAS:

Ningún país del mundo ha logrado la inclusión en las escuelas. Los colegios son cada vez más diversas, con más culturas, idiomas, religiones... De ahí la importancia de la inclusión. El actual sistema educativo no está ahora mismo diseñado para responder a cada uno de los niños. Y este es el gran reto en las escuelas: que todos los niños sean importantes, también los más vulnerables, los menos aventajados, los que sufren alguna discapacidad...». Con esta afirmación arrancó ayer su ponencia Mel Ainscow, catedrático emérito de Educación en la Universidad de Manchester, Reino Unido, considerado un referente mundial en educación inclusiva, un modelo en el que «el aprendizaje, los logros y el bienestar de «todos los alumnos, también el de los menos aventajados, es importante».

Su disertación sobre Promoción de la Inclusión en la Educación abrió el I Congreso Internacional de Educación e Intervención Psicoeducativa, Familiar y Social de la ULPGC y Asociación Hestia, que se celebra estos días en el auditorio Alfredo Kraus en la capital grancanaria, que reúne a más de 400 congresistas de 12 países y 45 simposios.

Aisncow propone una «revolución» en los métodos de enseñanza para lo que es necesario «aprender a vivir con la diferencia y a aprender cómo aprender desde la diferencia y a incluir a los que necesitan más ayuda, se cambiará la esencia de la educación» y para que esto suceda la inclusión tiene que estar en el «mismo centro del sistema educativo sostenido con la implicación del conjunto de la comunidad educativa: los profesores, padres y, sobre todo, los propios niños que serán quienes nos indiquen la dirección que debemos llevar y cómo desarrollarlo».

En su opinión, la inclusión en educación debe ser contemplada como un «viaje de mejora, empezando desde el lugar donde la escuela está en este momento» y se necesita de docentes «con aptitudes para detectar las posibles barreras o limitaciones que existan que pueden ser físicas y mentales, siendo estas últimas las complicadas, en especial, las de nuestra propia imaginación. Serán necesarios muchos cambios, pero también sabemos que es posible» ya que hay países que lo están dando muestras de que es posible como el Reino Unido, Finlandia o Canadá poniendo la inclusión en el centro educativo.