La paciente, junto al equipo de profesionales del Hospital Doctor Negrín / C7

El doctor Negrín ya ha realizado tres trasplantes cardíacos en asistolia

El centro grancanario se posiciona entre los mejores de España, al realizar esta intervención cuyo donante ha fallecido por parada cardiorrespiratoria

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, incorpora el trasplante cardíaco en asistolia a su cartera de servicios. De esta forma, el centro hospitalario se posiciona entre los mejores de España en este ámbito al realizar este trasplante cardíaco cuyo donante ha fallecido por parada cardiorrespiratoria. El centro hospitalario ha realizado ya tres trasplantes cardíacos en asistolia.

La primera receptora ha sido Inmaculada Gómez Sánchez, de 54 años de edad, quien reside en El Burrero (Gran Canaria). La paciente ha mostrado su agradecimiento a todos los profesionales que han hecho posible esta intervención pero, de manera especial, expresa su enorme gratitud al donante y a su familia, cuya generosidad le ha permitido «disfrutar de una segunda oportunidad».

Tras el infarto que sufrió en 2015, Inmaculada Gómez Sánchez vio limitada su vida, hasta el punto de ser el trasplante de corazón la única alternativa posible. Tras poco más de tres meses de estar en lista de espera, se pudo realizar este trasplante, por lo que la paciente puede disfrutar en la actualidad de una vida plena.

La incorporación de este programa de trasplante cardíaco en asistolia en el doctor Negrín implica una nueva oportunidad para los pacientes que esperan un corazón, porque constituye una nueva fuente de órganos para trasplantes. Hasta ahora, los corazones que se trasplantaban provenían de donantes que habían sufrido una muerte encefálica, pero con la donación en asistolia también se pueden utilizar los órganos de pacientes con parada cardíaca. Se trata de un «procedimiento novedoso» que se lleva realizando para el trasplante de otros órganos desde hace años, pero que recientemente se ha podido abrir también para el trasplante de corazón.

Una vez certificada la muerte del donante, en este caso tras parada cardiorrespiratoria, mediante la utilización de una máquina de circulación extracorpórea (ECMO), los profesionales aportan 'artificialmente' sangre oxigenada durante el procedimiento a los órganos que se donan, permitiendo así que se mantengan en buenas condiciones hasta que sean implantados posteriormente en los pacientes que lo necesitan.

El procedimiento de donación se complica respecto a la donación clásica, puesto que desde que se produce la muerte del paciente se dispone de muy poco tiempo para iniciar esta 'perfusión artificial' del corazón por lo que el trabajo en equipo es clave. Hasta finales del año 2021, sólo ocho hospitales en España habían realizado esta técnica, sumándose así el Hospital Dr. Negrín a este grupo de centros hospitalarios de excelencia que realizan el trasplante cardíaco de donantes en asistolia en nuestro país. Además de España, sólo cuatro países más del mundo, como son Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Bélgica, han conseguido implementar hasta el momento esta técnica.

Autosuficiencia

La paciente receptora llevaba 110 días en lista de espera para trasplante y, como en la mayoría de las ocasiones de los trasplantes realizados en el Hospital Dr. Negrín, ha sido un donante de la comunidad autónoma de Canarias el que ha hecho posible esta intervención. Hasta el momento, la donación en asistolia está indicada solo para trasplantes 'locales' evitando al corazón el deterioro que supondría tener que trasladarlo a otro territorio.

De esta forma, se cumple uno de los pilares y fortalezas del Programa de Trasplante Cardíaco puesto en marcha en Canarias en 2019, como es su autosuficiencia, puesto que los corazones trasplantados se generan en la propia comunidad autónoma de Canarias.

Trabajo en equipo

Entre el personal necesario para la extracción del órgano del donante y los movilizados específicamente para el trasplante, más de 120 profesionales participan con su trabajo para que pueda realizarse este trasplante. Pertenecientes a diversos servicios y áreas del hospital, pero también en ocasiones a personal de cuerpos de seguridad, compañías aéreas y servicio de emergencias canario, entre otros trabajadores, que dan una segunda oportunidad a estos pacientes.

Además, desde el Hospital Negrín se insiste en la importancia que encierra la generosidad del donante y sus familias, ya que, sin su gesto, no sería posible que iniciativas como esta siguieran adelante.