Imagen de archivo de una persona en una silla de ruedas guiada por otra. / JUAN CARLOS ALONSO

Dependencia utilizará a la Fundación Tutelar Canaria para bajar la lista del limbo

Se destinarán 650.000 euros a la entidad pública para contratar personal y dar respuesta a las 10.411 personas con el derecho reconocido sin prestación

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

Según el último informe del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), fechado el 28 de febrero, en Canarias hay 10.411 personas con el derecho a la dependencia reconocido, pero no reciben ninguna prestación, es decir, están en el llamado limbo.

La ampliación de la plantilla de la Dirección General de Dependencia y Discapacidad «empieza a dar sus frutos», afirmó ayer la responsable del área, Marta Arocha, pero para que Canarias tenga una lista de espera de la Dependencia homologable al de otras comunidades hace falta un paso más. Eso es lo que se pretende ahora sumando al proceso a una entidad pública, la Fundación Tutelar Canaria para la Acción Social, que depende de la Consejería de Derechos Sociales.

«Le hacemos un encargo a un medio propio para que elabore el informe social y el cálculo de la capacidad económica así como la consulta con la persona dependiente o la persona de quien dependa y nos hace una propuesta de resolución», que es lo que se denomina Plan Individualizado de Atención (PIA), explicó Arocha. Con este trabajo adelantado las y los técnicos de Dependencia revisan la propuesta y hacen la resolución, añadió.

Preguntada por una estimación sobre la posible agilización de la lista de espera de Dependencia la directora general prefirió no aventurarse, pero sí señaló que actualmente cada trabajadora social está elaborando una media de 25 planes individualizados de atención al mes. Ahora el personal de la Fundación se está iniciando y el ritmo será menor, pero la idea es que alcancen las mismas ratios», comentó Arocha.

Formación

El personal de la Fundación en Tenerife ya se ha formado teóricamente, adelantó la directora general de Dependencia. «Y ya están empezando a salir acompañadas» para la formación práctica. En Las Palmas de Gran Canaria esa formación comenzará hoy. «Marzo será un es de transición», dijo Marta Arocha.

En principio esta colaboración se extenderá hasta el 31 de diciembre de este año. «Si vemos que da resultados, como esperamos, se ampliará el tiempo necesario hasta conseguir que Canarias minimice la lista de espera», añadió.

Para ente encargo se han destinado casi 650.000 euros. «El objetivo prioritario de esta Dirección general es dar respuesta a las personas que se encuentran a la espera de ser atendidas», dijo Arocha. Pero también «estamos centrados en las 14.000 que están pendientes de conseguir el grado. Estamos centrados en el todo. Estamos en ambos frentes. Hemos conseguido que la parte del procedimiento del PIA tenga ese refuerzo de personal y tenemos también la parte de resoluciones de grado con el personal estable de las valoradoras. Estamos en 800 dictámenes al mes, que es un buen dato», afirmó Arocha.

De hecho, en febrero se dieron de alta en el sistema de Dependencia -con PIA y prestación.- a 634 personas, «que es el triple que en febrero del año pasado», así que la incorporación de las 50 personas que entraron en enero a Dependencia y Discapacidad «se está notando. Esos son datos brutos que hay que depurara, pero estamos mejorando», abundó Marta Arocha.