Los Mossos d´Esquadra custodian al presunto autor de la brutal agresión sexual a una menor en Igualada. / Efe

La condena al violador de Igualada por abusar de su hermana fue de dos tratamientos

Fue condenado a un año de internamiento por agresión sexual a su hermana menor de siete años

CRISTIAN REINO Barcelona

El presunto violador de Igualada (Barcelona) sigue en prisión provisional, a la espera de que el juez concluya la investigación y lo lleve a juicio por los delitos de agresión sexual e intento de asesinato a una menor de 16 años en la noche de Halloween, de 2021. El supuesto agresor sexual tiene 20 años en la actualidad y se enfrenta ya a su segunda condena. La primera se produjo en el año 2020 y un juez de menores le condenó por un delito de agresión sexual en grado de tentativa a su hermana de siete años. Los hechos habían ocurrido cinco años antes.

Fue la madre quien le denunció y más tarde le echó de casa. Según fuentes judiciales, el presunto violador de Igualada fue condenado por un juzgado de menores de Girona a 1 año de internamiento. Tenía 14 años cuando fue sentenciado. Con posterioridad, esta pena fue suspendida durante 2 años con obligación de cumplir libertad vigilada, un tratamiento psiquiátrico y un tratamiento de desintoxicación, además de una orden de alejamiento de la víctima. El acusado, por tanto, estaba en libertad vigilada cuando presuntamente violó y casi mata con una barra metálica a la joven víctima de Igualada en la noche de Halloween, tras salir de fiesta con sus amigas. Al regresar a casa fue cuando el agresor la atacó por sorpresa. La dejó semiinconsciente y estuvo dos meses en la UCI y ha necesitado cinco operaciones para recuperarse físicamente.

El presunto agresor sexual, Brian R., fue detenido hace dos semanas en su casa de Igualada, tras una larga investigación de los Mossos de más de cinco meses. El pasado 24 de abril fue enviado a prisión provisional. El juez cree que hay indicios «fundados» para considerar que fue el autor de la brutal violación. La Policía catalana ha encontrado pruebas concluyentes para incriminar al violador de Igualada (Barcelona). Por ejemplo, han hallado rastros de ADN de la joven en la ropa del presunto agresor sexual. Las cámaras de seguridad de comercios y empresas de la zona donde se produjo el salvaje siniestro también han sido concluyentes, igual que los localizadores de los móviles.