Los residentes del Colegio Mayor Elías Ahuja durante su perfomance. / RC

El colegio mayor de los gritos machistas anuncia expulsiones

Los estudiantes del Elías Ahuja de Madrid tendrán que hacer un curso de igualdad tras cánticos vejatorios a sus vecinas del Santa Mónica: «Putas, sois unas putas ninfómanas»

José Antonio Guerrero
JOSÉ ANTONIO GUERRERO Madrid

«Putas, salid de vuestras madrigueras, sois todas unas ninfómanas. Os prometo que vais a follar todas». Este cántico machista, vejatorio y vergonzoso proferido al unísono por estudiantes del Colegio Mayor Elías Ahuja de Madrid no sólo ha sacudido las redes sociales, sino que ha desencadenado un torrente de reacciones sociales y políticas, entre ellas la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha calificado el vídeo de «doloroso» por ser los protagonistas personas jóvenes y ha hecho un llamamiento «a partidos y medios de comunicación para dar una respuesta unitaria de rechazo a estos comportamientos», o del ministro de la Presidencia Félix Bolaños, que tilda de «terribles» las imágenes del vídeo, que se puede ver en internet.Se trata del grito que sale de este centro gestionado por los Agustinos pero dependiente de la Universidad Complutense de Madrid, dirigido hacia sus vecinas, las chicas del Colegio Mayor Santa Mónica. En el vídeo, que se ha viralizado en las últimas horas, se escuchan los aullidos de todos los colegiales al compás, y cómo las luces de las habitaciones de los jóvenes se encienden y se apagan para llamar la atención de sus vecinas.

Algunos estudiantes se han apresurado a reducir el escándalo a una tradición que se repite cada año entre los novatos de este colegio mayor masculino, que acoge a 175 alumnos de entre 18 y 22 años. «Es una tradición de los novatos, no hay que sacarlo de contexto ni darle mayor importancia». Pero la dirección del colegio sí le ha dado importancia ante la avalancha de reacciones a estos cánticos misóginos. De hecho el centro ha condenado los cánticos, ha anunciado la expulsión del joven que lanza el primer grito, investigará a los otros que le siguen, y ha obligado a la participación de los estudiantes en cursos para la sensibilización en igualdad de género.

El cántico de los residentes, conocidos como los 'ahujos', empezaba llamando a sus vecinas: «¡Mónicas putas. Salid de vuestras madrigueras y abandonadlas, sois unas putas ninfómanas. Os prometo que vais a follar todas ¡Vamos Ahuja!». Justo después, abren sus ventanas y comienzan todos a gritar.

Tras divulgarse el vídeo, las redes han estallado con miles de internautas censurando el denigrante y ultrajante cántico de los jóvenes. «Qué asco y qué miedo», escribían varios usuarios en Twitter, que han exigido medidas contundentes a la institución educativa para reprobar estas conductas misóginas. Otros apuntaban: «Vivimos en el planeta de los simios» o «No sé qué estudian pero no me los quiero encontrar trabajando».

El Colegio Mayor ha publicado un comunicado que califica de «inaceptables» las expresiones y en el que pide disculpas a las afectadas del Colegio Mayor Santa Mónica y recalcando «su compromiso con la educación en valores promoviendo la igualdad». Este jueves su director atendía a una legión de periodistas a las puertas del colegio y en sus declaraciones insistía en reprobar los hechos acaecidos en el centro y en recalcar su compromiso con la educación en valores promoviendo la igualdad.

Algunos internautas han recordado que entre los antiguos alumnos del Colegio Mayor se encuentra el expresidente del PP, Pablo Casado.

La Complutense investigará lo ocurrido para aplicar sanciones

Ante los hechos difundidos en un vídeo en el que puede verse a jóvenes del colegio mayor Elías Ahuja de Madrid gritando a las residentes de otro colegio, la Universidad Complutense de Madrid (UCM), de la que depende el centro, ha abierto un expediente informativo para analizar lo ocurrido y depurar responsabilidades. La Complutense ha anunciado que trabajará de manera coordinada con el resto de las universidades para aplicar sanciones a los colegiales involucrados. «Desde la UCM mostramos un total rechazo a lo sucedido, consideramos que actuaciones como esta no tienen cabida en ningún ámbito de la sociedad, y menos aún, en el ámbito universitario», señala la UCM en un comunicado.