Borrar
Imagen proporcionada por el Instituto Geográfico Nacional de la localización de los seísmos detectados en 2022 en el archipiélago. IGN

Canarias registra 3.241 terremotos en 2022, el 60% de ellos en La Palma

volcanología ·

Los sismos detectados en las islas en el último año suponen un tercio de los de 2021. El reciente enjambre de Arico es de interés por su ubicación

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 19 de enero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) localizó un total de 3.241 terremotos en el archipiélago a lo largo del último año. De ellos, 1.882 se registraron en La Palma y estaban asociados al proceso post-eruptivo del volcán de Cumbre Vieja.

La sismicidad se redujo notablemente respecto al año anterior, ya que en 2021 el IGN localizó en el entorno de las islas unos 10.700 terremotos. Este descenso de la actividad sísmica está directamente relacionado con el fin de la erupción del volcán de La Palma, isla que durante 2021 registró más de 9.000 terremotos, según explica el sismólogo del IGN, Itahiza Domínguez. «Este año apenas se han registrado en La Palma unos 2.000 terremotos asociados a la actividad posteruptiva», resalta el científico.

En cuanto al resto de las islas, la actividad sísmica se mantiene sin grandes cambios, indica Domínguez. Así, en Tenerife se han localizado 706 seísmos, frente a los 600 registrados en 2021, si bien el descenso de ese año pudo deberse a la dificultad para registrar los pequeños terremotos debido a la erupción de La Palma.

Entre Tenerife y Gran Canaria, ligados al volcán de Enmedio, se identificaron 404 terremotos.

Por otra parte, en 2022 en El Hierro la actividad sísmica descendió y se contabilizaron 36 seísmos, casi la mitad que el año previo. «Parece que la actividad post-eruptiva en la isla está desapareciendo», comenta Domínguez.

Enjambre sísmico en Arico

En cuanto a los once terremotos de baja magnitud registrados el 16 de enero en Arico a una profundidad de entre 3 y 6 kilómetros, Domínguez señala que su interés radica en que se han producido en una zona inusual de Tenerife, donde la mayoría de la actividad sísmica se localiza en Adeje, Vilaflor y, sobre todo, al oeste de Las Cañadas del Teide. «En esa zona se produjeron los últimos cuatro enjambres sísmicos; uno en 2016, otro en 2019 y dos el año pasado», dice el científico.

En el resto del Estado se han producido unos 9.000 terremotos que han librado más energía que los localizados en las islas. «Aquí la vigilancia se ocupa de seísmos de menor magnitud para tener un mayor conocimiento del sistema volcánico», aclara.

Actualmente, en la península y sus alrededores el punto de mayor actividad sísmica es la zona de Alborán, frente a la costa de África, cerca de Melilla. «Es una zona delicada. En 2016 hubo un terremoto de magnitud mayor que 6 sentido por la población», recuerda Domínguez.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios