Borrar
El embalse de Barrios de Luna (León), está al 44% de su capacidad. J. Casares/EFE
Cataluña amplía las restricciones por sequía con los embalses de sus cuencas internas al 18%

Cataluña amplía las restricciones por sequía con los embalses de sus cuencas internas al 18%

Los pantanos españoles se encuentran al 43,4% de su capacidad y esta semana han sufrido un ligero retroceso, el primero desde el 24 de octubre

J. A. G.

Martes, 28 de noviembre 2023, 17:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La reserva hídrica española ha perdido agua por vez primera desde el pasado 24 de octubre. Tras casi seis semanas de subidas continuadas, la falta de lluvias de estos últimos siete días se ha dejado notar en los embalses, que actualmente están al 43,4% de su capacidad total, según los datos facilitados por el Ministerio de Transición Ecológica (Miteco). Actualmente almacenan 24.341 hectómetros cúbicos (hm³) de agua perdiendo en la última semana 125 hectómetros cúbicos, una ligera disminución de 0,2 puntos porcentuales. Con relación a las mismas fechas del año pasado, se hallan casi diez puntos por encima (34,3%), mientras que si se compara con la media de los últimos diez años, están seis puntos por debajo (49,6%).

Por cuencas hidrográficas, 4 de las 16 están por debajo del 20%: son las del Guadalete-Barbate (14,7%), Guadalquivir (18,6%), Segura (19,5%) y las Cuencas internas de Cataluña (18,3%). A esta crítica situación se suman los embalses de la Cuenca Mediterránea Andaluza (20,3%) y del Guadiana (25,3%).

Lo más difícil se está viviendo en Cataluña y Andalucía, donde cerca de 9,4 millones de personas ya sufren restricciones de agua, unos 5,9 en la catalana (a partir de este miércoles con más intensidad) y otros 3,5 en la andaluza. En Cataluña, que ha pasado del estado de excepcionalidad por sequía al de preemergencia, hacía cien años que no vivían una situación tan complicada como la actual, con sus cuencas internas 25 puntos por debajo de la media nacional.

La superficie afectada es más de la mitad del territorio de Cataluña, donde ha llovido por debajo de la media histórica. En zonas como Barcelona y su área metropolitana, los déficits acumulados son de una proporción tan desmedida que serían necesarios varios meses extremadamente húmedos solo para volver a las condiciones de normalidad. Hace tres años que en Cataluña llueve por debajo de la media, el doble de tiempo que la sequía más dura vivida hasta ahora, la del 2008, que duró 18 meses.

La actual sequía en esa comunidad comenzó en otoño de 2020 y se consolidó en la primavera de 2021 en la zona litoral y prelitoral central. «Durante los años 2022 y 2023 la sequía ha ido ensanchándose, intensificándose y mostrando una persistencia inaudita», señala la Generalitat. Este martes, el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) ha publicado las nuevas restricciones de agua por la fase de preemergencia, que entrarán en vigor el miércoles.

Más de 200 municipios afectados

La preemergencia es el paso previo a la declaración de emergencia (cuando las reservas se limitan al 16%). Las medidas afectan a cerca de seis millones de habitantes de 202 municipios del área metropolitana de Barcelona y parte de Girona, e incluyen la reducción de la dotación máxima de agua por habitante y día de los 230 litros actuales a los 210 litros.

Además, el riego de césped quedará prohibido en todos los casos, excepto en superficies destinadas a la práctica federada del deporte, donde el riego se puede mantener con la mitad de la dotación establecida hasta ahora. Las nuevas restricciones se añaden a las ya existentes en el actual estado de excepcionalidad, como la prohibición de rellenar piscinas privadas, no usar agua potable para el lavado de calles.

Y bajo este panorama tan negativo hay una noticia positiva. Todo indica que este jueves un frente que cruzará la península dejará lluvias casi generalizadas por todo el país, incluyendo el Mediterráneo, aunque llegarán más debilitadas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios