Canarias se prepara para secuenciar el virus de la viruela del mono

Este avance permitirá confirmar o descartar los casos sospechosos con mayor rapidez

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Canarias se está preparando para poder confirmar los casos de viruela del mono sin tener que enviar las muestras a la península. En concreto, serán los hospitales Doctor Negrín, en Gran Canaria, y La Candelaria, en Tenerife, los que se encargarán de estudiar los casos sospechosos con un sistema de cribado por PCR y de identificación por secuenciación, un proceso complejo que acortará los plazos para la identificación de la infección.

Hasta ahora, las infecciones sospechosas eran analizadas por el Centro Nacional de Microbiología que seguirá centralizando la información reportada por las comunidades sobre este virus zoonótico.

Andalucía y Madrid han sido las primeras comunidades en asumir el diagnóstico de la viruela del mono y se prevé que en los próximos días se vayan sumando otras comunidades.

Recuento de positivos

Desde el pasado viernes y hasta este martes, Canarias ha registrado cuatro nuevos casos confirmados de viruela del mono, con lo que ya son diez las personas que han contraído el virus zoonótico en el archipiélago, según informaron fuentes de la Consejería de Sanidad.

Además de notificar los cuatro nuevos positivos, la Consejería de Sanidad descartó este martes dos casos y notificó al Ministerio de Sanidad otras tres infecciones en estudio por posible diagnóstico de viruela del mono.

La nota positiva de este brote emergente es que los diez casos confirmados en Canarias, seis en Gran Canaria y cuatro en Tenerife, evolucionan favorablemente en aislamiento domiciliario, sin que ninguno haya precisado hospitalización.

En cuanto a los tres nuevos casos en estudio notificados al Centro Coordinador de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad para estudio, dos se corresponden a varones y el tercero una mujer, catalogados como sospechas, que se encuentran con evolución favorable. De los tres nuevos casos, dos se detectaron en Gran Canaria y uno en Fuerteventura.