La viceconsejera de Diversidad e Igualdad del Gobierno de Canarias, Silvia Jaén (d) y el viceconsejero de Cultura, Juan Márquez (i), presentaron este miércoles el libro 'Canarias orgullosa', que reúne testimonios personales en defensa de la diversidad de sexo o género. / EFE/Ramón de la Rocha

«Canarias orgullosa» recopila historias por la diversidad de sexo y género

La publicación engloba 2.000 ejemplares, de los cuales 200 se distribuirán por bibliotecas públicas del archipiélago y el resto en librerías

ROMÁN RODRÍGUEZ CURBELO / EFE Santa Cruz de Tenerife

«Canarias orgullosa» trae a las islas a través de pocas páginas con mucha luz los distintos testimonios de doce referentes LGTBI en Canarias que batallaron contra entornos normalmente hostiles por ser ahora quienes realmente eran con vistas, entre otras cosas, a movilizar a toda la sociedad canaria.

«Canarias orgullosa», editado por Le Canarien ediciones tras nueve meses de trabajo, ha sido presentado este miércoles por la viceconsejera de Diversidad e Igualdad, Silvia Jaén, y el viceconsejero de Cultura, Juan Márquez, en una muestra de coordinación política que Jaén ha calificado de «privilegio».

La publicación engloba 2.000 ejemplares, de los cuales 200 se distribuirán por bibliotecas públicas del archipiélago y el resto en librerías, aunque también contará con una versión digital para su descarga en www.canariasorgullosa.com que nace con vocación de continuidad, según el Gobierno.

Martín Berenguer, Lorenza Machín, Uge Sangil, Rosario Miranda, Roy Galán, Begoña Barras, Dani-asa Curbelo, Lola Rodríguez, Melinda Decker, Juan Curbelo, Israel Reyes y la familia Castellano Pascual componen esta primera entrega, que incluye ilustraciones de Nareme Melián.

Referentes no solo precedentes, sino también actuales, y que de algún modo suponen un homenaje a las personas que reivindican su amor o su deseo hacia otras personas del mismo sexo, a las personas que reivindican una identidad distinta a la asignada al nacer, o a personas que acompañaron a otras en su camino a ser ellas mismas.

Roy Galán recuerda su infancia junto a dos madres («no hay una única forma de ser o estar en el mundo»), Rosario Miranda su juventud («cuando volví del cuartel ya me vestí de mujer») y Lorenza Machín su edad madura («estuve casada treinta y ocho años. Tras divorciarme a los sesenta, me di cuenta de que me enamoraba por primera vez…»).

Sangil lamenta los silencios del pasado en el armario y Berenguer cuenta su «granito de sal atlántica» al tratamiento jurídico de la diversidad, la frontera «más reciente» de la batalla por los Derechos Humanos.

La familia Castellano Pascual también se sincera: «mamá, a mí no me pongas coletas ni trabitas que soy un niño», decía David cuando contaba con menos de tres años, hasta que el 26 de octubre de 2016, ya con cinco, transitó «para ser feliz» y su vida comenzó a sonreír.

«Canarias orgullosa» muestra así las realidades lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales, y puede por ello romper los prejuicios en torno al colectivo y abordar a estas personas teniendo en cuenta las edades, las procedencias, las razas o los intereses.

La viceconsejera del área, Silvia Jaén, ha lamentado que hasta ahora el colectivo haya estado «especialmente silenciado y marginado», y haya sido reducido en cierto modo a patrones o moldes que provocan, en general, que alguien crea que ya crea saber lo que es realmente esa comunidad LGTBI y las vidas que representa tras encontrarse con una lesbiana o un transexual, por ejemplo.

Jaén ha defendido en esa línea que no es lo mismo ser lesbiana en Gran Canaria que serlo en Toledo, o ser transexual en Garachico (Tenerife) que en Ponferrada: «nada más lejos de la verdad. Nuestra particularidad canaria tiene vectores que atraviesan la realidad LGTBI de las islas», ha remarcado Jaén.

Unas islas que, eso sí, ya disponen de unos referentes LGTBI que hasta ahora han movilizado a una parte de la sociedad, pero no a toda, y eso es lo que intenta traer «Canarias orgullosa» a través de 12 personas que se han convertido en modelos para otras mostrando, entre otros aspectos, sus espacios cotidianos y su vida íntima.

«Acoge estos testimonios a lo largo de pocas páginas, pero ofreciendo mucha luz, mucha textura y unas certezas enormes. Quiere provocar un impacto: hacernos ver que todo el mundo tiene ese referente, sea o no LGTBI, o lo recuerda», ha continuado Jaén.

Ese es el objetivo de la última página, con la que se pretende que los ciudadanos busquen sus referentes: «todas las personas tenemos una persona cercana, en nuestra familia, nuestro barrio o nuestro pueblo, cuya historia de vida ha marcado nuestra forma de mirar la diversidad», cuenta el libro.

« Cuéntala, ilústrala y publícala en nuestro espacio web. La historia que compartas podrá ser seleccionada para futuras ediciones de Canarias Orgullosa», concluye el libro, para lo que dispone de unas líneas y una hoja en blanco para una foto o un dibujo.

Se consigue pasar así de los personajes a las personas, según Jaén, y comprobar que todas las personas disponen de una profundidad y de un poder transformador de su intimidad y sus espacios más cercanos, características pueden conseguir en última instancia una Canarias orgullosa, es decir, una Canarias que no discrimine.

La web incluye para ello un formulario con el que recabar nuevos testimonios para un segundo libro de «Canarias orgullosa».

«Estos retratos biográficos son una constelación honesta y valiente de una lucha histórica contra la exclusión, la opresión y la represión por orientación sexual e identidad de género. Sus vidas reflejan las distintas luchas que las personas diversas y los colectivos LGTBIQ+ han desarrollado durante muchos años para reivindicar su derecho a la diferencia», subraya el profesor universitario José Antonio Ramos en el prólogo.