Momento de la reunión del Consejo de Gobierno celebrada ayer en Santa Cruz de Tenerife. / EFE

Canarias inicia la desescalada: anula el certificado covid obligatorio y amplía horarios

Las nuevas normas entran en vigor hoy. La hora de cierre no varía en las islas en nivel 4, Gran Canaria y Tenerife. Solo La Palma baja a nivel 3

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Ante el descenso generalizado de los contagios en el archipiélago, el Gobierno de Canarias ha suavizado las medidas para controlar la transmisión del virus y ayer decidió eliminar la exigencia del certificado covid obligatorio para acceder a ciertos servicios y actividades en las islas en nivel 3 y 4 de alerta sanitaria. Además, el Ejecutivo regional acordó ampliar el horario de los negocios, excepto en los territorios en los que esté activo el nivel 4, donde la hora máxima de cierre se mantendrá a las 00.00 horas. Estos cambios entrarán en vigor hoy, una vez sean publicados en el Boletín Oficial de Canarias.

El portavoz del Ejecutivo canario, Julio Pérez, subrayó que la bajada de la incidencia del virus permite «suavizar algunas restricciones en una desescalada ordenada y coherente. No se trata de que nos desarmemos como sociedad de golpe, pero sí que vayamos introduciendo menores restricciones en los ámbitos que sea posible», recalcó Pérez, que recordó que los indicadores de la presión de la covid sobre el sistema sanitario siguen siendo especialmente preocupante.

En concreto, el Gobierno decidió revocar la exigencia obligatoria del certificado covid para acceder a ciertos servicios y establecimientos en las islas en nivel 3 y 4. Sin embargo, el Ejecutivo activa en todos los niveles de alerta la posibilidad de que los negocios y actividades exijan de forma voluntaria este documento a clientes y usuarios de forma voluntaria para acogerse a las restricciones de aforo y horario del nivel inmediatamente inferior. «Vamos a pedir a los tribunales prorrogar la decisión de que quien exija el certificado pueda aplicar reglas del nivel inferior», apuntó Pérez sobre esta norma vigente hasta el 9 de febrero y que se pretende extender hasta el 9 de marzo.

En la misma línea de suavización de las restricciones, se acordó retrasar el cierre de los establecimientos una hora. Así, en las islas en nivel 3, el cierre obligatorio pasará de las 1.00 horas a las 2 de la madrugada. En los territorios en nivel 2, el límite horario quedará fijado a las 3.00 horas; y en el nivel 1, a las 4 de la mañana. En las islas en nivel 4, el horario de cierre se mantiene a la medianoche.

Salvo La Palma que baja a nivel 3 a partir de hoy, Sanidad ha decidido mantener la misma graduación de alerta sanitaria en las islas. Así, Gran Canaria y Tenerife se mantienen en nivel 4 y Lanzarote, Fuerteventura, La Gomera y El Hierro, en el 3.

Por otra parte, en una reunión bilateral sostenida ayer, los responsables canarios de Sanidad pidieron a sus homólogos del Gobierno central que fijen unos criterios homogéneos para contabilizar las muertes de personas infectadas, ya que algunas comunidades desagregan las personas fallecidas con la infección de las muertes provocadas por la covid. «De esta reunión saldrá una propuesta para registrar de forma uniforme las muertes causadas por la pandemia en el país», dijo.

Entre el día 25 y el 31 de enero, se registraron 9.402 contagios, lo que supone una redución del 44,8% respecto a la semana anterior.

En cuanto a la presión hospitalaria, casi no ha variado en el caso de las camas convencionales y mantiene una tendencia ascendente en las unidades de críticos, aumentando un 3,5% respecto a la evaluación anterior.