Bomberos de la Generalitat realizan tareas de extinción en Artesa de Segre (Lleida). / Efe

Los bomberos logran estabilizar dos incendios en Cataluña

La jornada del viernes se presenta muy complicada con el pico máximo de temperatura

CRISTIAN REINO Barcelona

Los bomberos de la Generalitat han logrado estabilizar esta pasada madrugada dos de los incendios declarados el pasado miércoles en Cataluña, en las provincias de Lleida y Tarragona. Los dos focos que han dejado de arder sin control, como hasta ahora, son los de Corbera de Ebro, en el interior de Tarragona, y el de Castellar de la Ribera, en Lleida. El de Artesa, también en Lleida, está estabilizado solo el flanco derecho pero no el izquierdo. Este es el que hasta ahora ha arrasado una mayor superficie forestal. Los bomberos están actuando sobre unas 2.000 hectáreas y con un potencial de crecimiento hasta las 5.000.

Como ayer, el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, y el jefe los bomberos de la Generalitat, David Borrell, han informado este viernes desde el centro de mando que el incendio más preocupante es el de Lledurs, en Lleida, muy cercano al de Castellar. «Está perimetrado, pero no estabilizado», ha detallado Borrell. Hasta la fecha no ha devastado más de 50 hectáreas, pero el potencial destructivo se eleva a 50.000. «Hemos podido avanzar, el objetivo del día es que no haya más incendios», ha señalado. Y es que, de los tres grandes fuegos declarados ayer, al final los bomberos actuaron sobre un total de siete, si bien algunos pudieron ser controlados en el mismo día.

Entre todos los incendios que asedian Cataluña, la superficie afectada está cerca de las 3.000 hectáreas. «Ayer fue un día muy complicado, estuvimos al límite, pudo pasar una tragedia», según el consejero, que espera una nueva jornada muy delicada, toda vez que el pico de temperatura de la ola de calor se espera para la jornada del viernes. «Hemos podido parar incendios», ha señalado. Elena cree que el hecho de haber podido estabilizar alguno de los incendios permite liberar recursos.