«El barco comenzará a buscar este fin de semana cuando llegue a Tenerife»

El Delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, confirma que comenzará la búsqueda en los fondos de la costa tinerfeña «de forma inmediata»

CANARIAS7 Arrecife

Anselmo Pestana, Delegado del Gobierno en Canarias, ha confirmado este jueves que el barco «Ángeles Alvariño», del Instituto Español de Oceanografía, comenzará este fin de semana cuando llegue al archipiélago la búsqueda de pistas en la costa de Tenerife en el operativo de búsque de las niñas Anna y Olivia, secuestradas presuntamente por su padre, Tomás Gimeno, hace un mes.

«La investigación esto bajo secreto de sumario y no puedo aportar muchoi más sobre el caso. Sí que en estos días llegaban nuevos medios para poder examinar el mar en la zonas en la que están las últimas señales de teléfono y donde se encontró la embarcación. Esperamos que, con la utilización de los nuevos medios se consigan datos adicionales en la medida de que se sigue sin descartar cualquiera de las hipótesis, aseveró el DElegado del Gobierno, destacando la labor de los investigadores.

«Hay un equipo de investigación de la Guardia Civil muy comprometido con el caso y esperamos que tengamos noticias. El barco llega a las islas el fin de semana y esperamos que se ponga a trabajar de forma inmediata. Todos deseamos poder encontrar a esas niñas«, manifestó Anselmo Pestana.

El buque oceanográfico se sumará así a la búsqueda por mar de Anna y Olivia, las niñas desaparecidas junto a su padre desde el 27 de abril.

Pestana ha recalcado que la incorporación del «Ángeles Alvariño» a las pesquisas que hay en marcha en torno a ese caso «reforzará una de las líneas de investigación», gracias a la capacidad de rastreo que ofrecen su sonar y el robot submarino que lleva a bordo.

Dotado con un sistema de ecosonda multihaz y un robot submarino, el buque, que salió del puerto de Vigo el pasado domingo, transporta aparatos capaces de maniobrar hasta a 2.000 metros de profundidad, una tecnología con la que la Guardia Civil rastreará el fondo del océano en un área delimitada por el geoposicionamiento del móvil de Tomás Antonio G.C., padre de las pequeñas, obtenido a través de un duplicado de su tarjeta, en la madrugada del 28 de abril, horas después de que se le perdiera el rastro.

Las cámaras de la Marina de Tenerife y un vigilante lo vieron salir por segunda vez a la mar con su lancha a las 00.30 horas.

Antes, había entrado al puerto solo con su coche, desde el que llevó a su embarcación varias maletas y bolsas, y realizó una primera incursión al mar.

Cuando regresaba a puerto, en un momento en que la madre de las niñas aún no había denunciado su desaparición, l a Guardia Civil lo interceptó y lo propuso para sanción por saltarse el toque de queda, si bien en la embarcación los agentes no encontraron nada sospechoso.

Horas más tarde, la lancha fue hallada vacía y a la deriva frente al Puertito de Güímar y, después, los equipos de emergencia localizaron flotando en el agua una silla de retención infantil que usaba Anna.