Imagen de una sanitaria tomando una muestra para una PCR en el autocovid de Santa Cruz de Tenerife. / C7

Bajan los contagios pero la mortalidad no da tregua: enero suma ya 200 muertes

Este lunes se notificaron cinco fallecimientos y 1.109 contagios. La presión hospitalaria sigue al alza con 620 casos activos ingresados en planta y 91 en UCI

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canasria

El año 2022 está siendo muy duro para las 200 familias del archipiélago que han perdido este mes a un pariente por la covid-19 y sus complicaciones. De hecho, enero se ha convertido en el mes más trágico de la pandemia en las islas, donde ya han fallecido desde el inicio de la crisis sanitaria 1.340 personas, de las que 298 han perdido la vida durante la sexta ola.

Pese a que este mes ha sido el que ha registrado mayor mortalidad en Canarias, la letalidad, es decir, el número de personas fallecidas respecto al de personas contagiadas durante este mes (91.658), es muy bajo, del 0,2%. Gracias al efecto de las vacunas, este indicador queda lejos de la tasa de letalidad del 1,3% que se registró en enero de 2021 cuando, con un número de casos activos diez veces inferior, se notificaron 116 muertes.

Este lunes Sanidad reportó el fallecimiento de otras cinco personas infectadas de entre 50 y 97 años, tres mujeres y dos hombres. Dos de estas muertes se localizaron en Tenerife, otras dos en Gran Canaria y una en La Palma.

Por otra parte, ayer se confirmaron 1.109 nuevos positivos en coronavirus, un 60% menos que los registrados el lunes pasado. Se trata de la cifra más baja de contagios diarios desde el 14 de diciembre, cuando se declararon 694 casos.

De los nuevos contagios de ayer, 664 se diagnosticaron en Gran Canaria; 284 en Tenerife, 87 en Lanzarote, 45 en Fuerteventura, 16 en El Hierro, nueve en La Palma y cinco en La Gomera.

Con estos nuevos positivos, ya hay 97.466 personas con la infección en curso; 96.755 en sus domicilios y 711 en los hospitales canarios; la cifra más alta registrada durante toda la pandemia, principalmente debido al gran volumen de pacientes covid en camas hospitalarias convencionales. De estas personas con el virus activo, 91 están siendo atendidas en las unidades de críticos y 620 en planta.

Pero son muchas más las que están ingresadas en los hospitales públicos canarios consideradas como pacientes covid al haber negativizado la infección y seguir sufriendo sus consecuencias o por no tener aún un diagnóstico confirmado; en concreto, 908 en planta y 119 en UCI, según consta en la página web sobre la capacidad asistencial del Gobierno de Canarias.

Actualmente, el porcentaje de ocupación de camas hospitalarias convencionales por pacientes covid se sitúa en Canarias en una media del 18%, es decir, en riesgo muy alto. En el caso de las camas UCI, el 23,8% están destinadas a la atención de pacientes de covid en estado crítico, según el informe epidemiológico del Gobierno de Canarias.

En todo caso, la buena noticia es la caída de la tasa de contagios. Este lunes, la incidencia acumulada a siete días se situó en 909,58 casos por cada 100.000 habitantes, unos 750 puntos menos que el 15 de enero, cuando se alcanzó la mayor tasa de contagios de la sexta ola en las islas, con 1.661 casos por 100.000 habitantes.

En la última semana se registraron 19.785 contagios, un 43% menos que en la anterior, cuando se contabilizaron 34.997 positivos.

Cabe destacar que durante la pasada semana se realizaron en Canarias 71.524 test de diagnóstico de coronavirus, es decir, se han realizado un 25% menos de pruebas diagnósticas que en la semana anterior, cuando los equipos del Servicio Canario de Salud efectuaron 96.065 pruebas.

La variante ómicron sigue su imparable expansión en Canarias y este linaje del virus estuvo presente en el 96,4% de las 2.920 muestras secuenciadas en Canarias de positivos diagnosticados entre el 10 y el 16 de enero, según el último informe emitido por el Ministerio de Sanidad sobre la situación epidemiológica de las variantes del Sars-Cov-2 en España.

La variante delta ha sido totalmente desplazada por ómicron y solo se vinculó a un 2,6% de las muestras estudiadas de personas contagiadas en la tercera semana de enero en Canarias.