Borrar
Imagen de una simulación de una pelea entre un paciente y una enfermera. C7
Las agresiones al personal de enfermería del SCS aumentan un 78% en 2023

Las agresiones al personal de enfermería del SCS aumentan un 78% en 2023

El Sindicato de Enfermería SATSE indica que este año en Canarias se han registrado un total de 153 casos de violencia física o verbal

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 15 de febrero 2024, 11:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Canarias ha denunciado el aumento de las agresiones físicas y verbales a las enfermeras del Servicio Canario de Salud (SCS) en el ejercicio de su actividad profesional, pasando de 86 agresiones en 2022 a 153 en 2023, casi un 78 por ciento más.

Los casos de violencia verbal (amenazas, insultos, descalificaciones…) y física (empujones, puñetazos…) van en aumento en la Sanidad canaria, tanto en los centros de salud como en los hospitales, sin que la Administración tome medidas eficaces para evitar este tipo de situaciones que afecta, especialmente, a las enfermeras y enfermeros por su contacto más cercano y continuado con pacientes y familiares.

Según los datos facilitados por el SCS a petición de SATSE, en Canarias han aumentado un 45% las agresiones al personal sanitario, pasando de 296 agresiones en 2022 (18 físicas, 243 verbales y 35 mixtas) a 431 en 2023 (32 físicas, 321 verbales y 78 mixtas). Para SATSE, esta cifra es aún mayor, teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos, las agresiones no se denuncian.

Problemas en la Sanidad Pública

En este sentido, SATSE entiende que las esperas y deficiencias que sufre la sanidad pública pueden llevar a situaciones de tensión entre los pacientes y sus familiares, pero jamás deben originar ni justificar cualquier tipo de episodio de violencia hacia unos profesionales que lo que buscan en todo momento es facilitar atención y cuidados a los usuarios.

Respecto a las urgencias extrahospitalarias, el Sindicato de Enfermería también denuncia el aumento de las agresiones al personal sanitario y solicita que, en cada centro haya seguridad privada. SATSE ha constatado el aumento de las consultas de urgencia en los centros de atención primaria, la falta de recursos humanos y materiales y el aumento del tiempo de derivación de los pacientes que requieren atención especializada a centros hospitalarios, lo que conlleva situaciones de desesperación y enfado de los pacientes y sus familiares.

Lamentablemente, cada vez hay más casos de enfermeras que están de baja laboral por las lesiones físicas sufridas por la agresión de pacientes o familiares y por el impacto emocional que supone trabajar con miedo y ansiedad después de una agresión, ya que pueden temer que ocurra otra en el futuro. SATSE ya denunció el pasado año las agresiones que sufrieron varios profesionales del Hospital Universitario de Canarias (HUC) por parte de un familiar de un menor ingresado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios