Las Tablas de Daimiel. / Ministerio para la Transición Ecológica

Se abren pozos de emergencia para Las Tablas de Daimiel

Las altas temperaturas están desecando este parque nacional

J.M.L. Ciudad Real

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real) ha vuelto a recibir agua procedente de sondeos de emergencia por su delicado estado. El Ministerio para la Transición Ecológica ha dado su visto bueno a esta medida para que estos pozos aportan un caudal de un metro cúbico por segundo diarias hasta finales de mayo.

El objetivo es ralentizar la desecación de este parque pues actualmente sólo tiene 220 hectáreas encharcadas de las 1.750 con que cuenta debido a la evaporación provocada por las altas temperaturas. Esta situación estaba comprometiendo la nidificación de aves presentes en la zona como el pato colorado, el porrón común, la focha común o el morito así como la posibilidad de que las plantas acuáticas finalicen su ciclo vital produciendo esporas que permitan su regeneración futura.

Según la Confederación Hidrográfica del Guadiana, la puesta en marcha de estos pozos permitirá que se completen los ciclos biológicos de la biocenosis presente en este espacio natural tanto de la fauna como de la flora. Sin embargo, la opción de los pozos de emergencia no es vista con buenos ojos por todo el mundo. Ecologistas en Acción considera que hay otras soluciones para este parque nacional como dejar de sobreexplotar los acuíferos cercanos para regadíos agrícolas.

Según los verdes, esto ha conllevado la pérdida de decenas de humedales manchegos y más de la mitad de la superficie de este ecosistema, último representante de un tipo de humedal característico del centro peninsular que está regresión: las «tablas» o desbordamientos de los cursos medios de los ríos, en este caso el Cigüela y el Guadiana.