Un salto desde la oficina al monte

19/05/2017

Ángeles Reyes no se considera extraordinaria, pero sí reconoce que estudió «duro» para obtener el título de técnico superior en Gestión Forestal y del Medio Natural. Su expediente le ha valido el Premio Extraordinario de FP que concede el Gobierno de Canarias a los estudiantes que finalizan sus estudios con brillantez. Fue la mejor en la familia profesional Agraria.

Santa Cruz de Tenerife

Denostar la formación profesional es algo del pasado, lo mismo que afirmar que el campo y todas las tareas relacionadas con él están en manos de personas mayores. Un buen ejemplo es Ángeles Reyes, la alumna del ciclo superior de Gestión Forestal y del Medio Natural que ha logrado el Premio Extraordinario de Formación Profesional (FP) que concede la Consejería de Educación a los expedientes más brillantes en cada rama profesional. La suya es la Agraria y su expediente el mejor de todos los ciclos de esa familia profesional. Pero, además, en ella se suma el hecho de ser mujer, joven, su paso anterior por universidad y su currículum como ingeniera informática.

Hacer Gestión Forestal fue una decisión que tomó tras años trabajando como informática. Ángeles decidió «pasar de la oficina al monte», un «cambio radical» que la llevaba hacia lo que más le gusta: «Estar en contacto con la Naturaleza». No quería quedarse con las ganas de «estudiar algo relacionado con el medio ambiente» y después de un año de excedencia y a la vuelta de un viaje decidió que no iba a volver a la oficina y se matriculó en FP. «Me gustó muchísimo desde el principio y lo cogí con ganas», asegura.

Expediente

El ciclo superior de Gestión Forestal y del Medio Natural es «duro», pero logró obtener una nota que muy pocas veces bajó del 10 en los dos años de formación. Y eso que volver a estudiar le costó pero «sabía bien lo que quería y el sacrificio personal que suponía».

En esos dos años aprendió sobre control y protección del medio ambiente, educación ambiental y a trabajar como agente forestal o en cualquier tarea relacionada con la protección del monte y la prevención de incendios.

De momento, Ángeles ha vuelto a la informática, pero en absoluto descarta poder trabajar en cualquiera de las actividades en las que se ha capacitado para trabajar en contacto con la naturaleza.

Mientras tanto, su expediente académico ya va camino de obtener el Premio Nacional de Formación Profesional.