Nueve horas de apagón total en la isla de Tenerife

30/09/2019

Menos mal que fue un domingo, sin colegios, estaban cerrados casi todos los centros de trabajo y la ausencia de semáforos en las calles se sobrellevaba con una dosis adicional de precaución. el cero eléctrico en Tenerife tuvo su origen en un fallo en una subestación de Red Eléctrica en Granadilla de Abona. A las 22.25 horas, nueve horas después de apagarse la isla, se dio por restablecido el servicio.

Semáforos apagados, restaurantes, bares y cafeterías sin poder atender a los clientes y temiendo perder todos los alimentos cuya conservación dependía del frío, miles de personas sin poder cocinar al mediodía porque no había energía eléctrica para las placas vitrocerámicas, teléfonos móviles que se quedaban sin batería y no había opción para recargarlos, ascensores inoperativos, sin televisión... Ese fue el panorama que ha tenido que afrontar durante nueve horas este domingo toda la isla de Tenerife. A las 22.25 horas se dio por restablecido el servicio y resuelto el incidente que se había iniciado a las 13.10 horas. La culpa estriba en una avería que se sitúa, según los primeros datos de la investigación oficial abierta, en una subestación ubicada en Granadilla de Abona de la empresa Red Eléctrica de España (REE), transportista y operador del sistema eléctrico en todo el país y presente en las islas desde el año 2004.

A primera hora de la tarde la isla se encontró con lo que se conoce como un cero energético: un apagón. Pasadas las horas, el suministro eléctrico se fue restrableciendo en algunas zonas de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife como Azorín, Chimisay Bajo, Acorán, La Salle, San Antonio y la zona de la piscina.

Alrededor de las 16.00 horas también volvió el fluido eléctrico en buena parte del distrito de Ofra, Imeldo Serís, Residencial Anaga, parte del Toscal y Weyler, y el tranvía de Tenerife comenzó paulatinamente a funcionar. Las compañías Red Eléctrica y Endesa trabajaron para restablecer la energía, que volvió primero en la zona norte de la isla.

A pesar de la incidencia, que ha dejado a la isla sin luz entre seis y doce horas, todos los servicios públicos esenciales –aeropuertos, puertos y hospitales– continuaron funcionando con normalidad. Efectivos del Consorcio de Bomberos de Tenerife tuvieron que realizar numerosas intervenciones en ascensores del área metropolitana después de que el apagón causara fallas técnicas que retuvieron a varios cientos de ciudadanos en toda la isla, según diversos avisos de la prensa local.

Investigación

En un primer momento las miradas se pusieron en Endesa, que es generador de energía, pero no se encarga del transporte ni de regular el sistema. Sin embargo, pronto los técnicos de esta compañía confirmaron que la avería no procedía de sus instalaciones. La lentitud en el retorno del fluido obedece a que algunos equipos precisan de varias horas para su reactivación, sobre todo para evitar que haya un colapso en la red.

Un 30% de la isla ya tenía luz a las 17.20, hora canaria, según Red Eléctrica. «Continuamos trabajando para recuperar el suministro lo antes posible» y «hemos movilizado todos los recursos para restablecer el suministro eléctrico en las próximas horas, lo que tarde la tensión en recuperarse», indicó la compañía eléctrica en Twitter. A las 20.00 horas ya era el 70% de la isla, según detalló el Gobierno canario.

La noticia del apagón saltó a nivel nacional y los líderes políticos de los grandes partidos se hicieron eco. Así, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, expresó su confianza en que Tenerife recuperase la normalidad lo antes posible tras el apagón. «Sigo con preocupación este apagón eléctrico en la isla de #Tenerife. Espero que la situación pueda volver a la normalidad lo antes posible y que las consecuencias para la población sean mínimas», dijo Rivera en su cuenta de Twitter.

En la misma línea, el presidente del PP, Pablo Casado, escribió igualmente en Twitter: «Sigo con preocupación el apagón en Tenerife. Mi solidaridad con los cientos de personas que se encuentran encerradas en garajes, ascensores...».

«Confío en que las autoridades responsables resuelvan de forma urgente la situación y se esclarezcan las causas», añadió el líder del PP.