Patrimonio Documental

Legajos para ajustar la historia

17/07/2017

De la historia de Canarias hay mucha documentación, pero no toda se ha estudiado y hay muchas lagunas que desde la Dirección General de Patrimonio Cultural se quieren rellenar buceando en los archivos públicos y privados del archipiélago, pero también en los de la península, Europa e incluso América. La búsqueda acaba de empezar y ya está dando resultados.

Santa Cruz de Tenerife

Los siglos de contacto entra Canarias y el resto del mundo han dejado un ingente rastro documental que muchos historiadores han seguido y estudiado de manera concienzuda. Sin embargo aún hay legajos apenas abordados o incluso desconocidos en archivos de dentro y de fuera del archipiélago. Documentación política y comercial, protocolos notariales, testamentos, asientos contables, cartas, miles y miles de papeles que dan forma a la historia de Canarias y que ahora el Gobierno no solo quiere localizar y estudiar, sino digitalizar para posibilitar su difusión y accesibilidad a investigadores y a quienes quieran consultarlos.

El objetivo último es «intentar completar los más posible las fuentes relativas a Canarias», dice el director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo, para posteriormente incorporar los nuevos documentos y los que ya se conocen, digitalizados, al futuro Centro de Documentación del Patrimonio Histórico de Canarias, cuya creación ya recogía la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias del año 1999, sin que hasta ahora se haya avanzado en su puesta en funcionamiento.

El proyecto para la recuperación de documentación histórica se divide en dos programas, uno que abordará los archivos públicos y privados del archipiélago, dirigido por el historiador grancanario Pedro Quintana, y otro que indagará en los archivos vinculados con Canarias que están fuera de las islas y que el investigador Mariano Gambín ya ha iniciado en la península.

Gambín ya se ha metido el Archivo General de Indias, en Sevilla, en el Archivo de la Real Real Audiencia y Chancillería de Granada, en los archivos históricos provinciales de Cádiz y Málaga y en Archivo de la Casa Ducal de Medina-Sidonia y con solo «arañar un poco», explica el investigador, han aflorado en torno a 2.000 documentos, algunos desconocidos y de «gran interés».

Gambín no cree que aparezca «nada que revolucione la historia de Canarias», pero, por lo que está encontrando «sí documentos de mucho detalle que van a servir para profundizar en lo que ya existe».