Sánchez ya descansa en La Mareta

29/12/2018

El presidente del Gobierno pasará varios días de descanso con su familia, en una visita carente de actos oficiales. San Ginés espera que la estancia sea «placentera y fructífera»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, descansa desde este fin de semana en la residencia de La Mareta, en Costa Teguise, donde se prevé que el lunes se tome las uvas de bienvenida al nuevo año. El titular del Ejecutivo español, acompañado de su familia, se contempla que esté en Lanzarote durante varias fechas, en una estancia de carácter privado, en la que no consta acto oficial alguno. Regresará a Madrid bien entrada la semana próxima, para encabezar el primer Consejo de Ministros de 2019.

Sánchez llegó finalmente este sábado a Lanzarote, a bordo de un aparato habitual para los traslados del presidente. La aeronave quedó estacionada en el aeródromo militar de Guacimeta, punto desde donde subió a un vehículo que permitió al séquito presidencial desplazarse hasta las instalaciones de La Mareta, que en tiempos ya sirvieron de alojamiento para José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar y Felipe González ejerciendo también como titulares del Ejecutivo. El propio Sánchez se hospedó en el lugar en octubre, cuando estuvo a la isla para tomar parte de los actos en homenaje a José Saramago, entre Tahíche y Tías.

Sánchez ya descansa en La Mareta

Para la seguridad se ha establecido un servicio especial, con polémica, pues se han dado denuncias sobre las dietas escasas que al parecer van a ingresar los guardias civiles encargados de la custodia.

Cabe añadir que el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, invitó ayer a primera hora a Sánchez, a través de una carta pública, a tomar parte en los actos de conmemoración del centenario del nacimiento de César Manrique en 2019. Además, deseó que la estancia sea «placentera y fructífera». Ayudará a ello una cesta de productos locales.

Sánchez ya descansa en La Mareta

Como curiosidad añadida, Pedro Sánchez; su esposa, Begoña Gómez; y las hijas de ambos estarán estos días acompañadas por la mascota familiar, un perro. Su jaula fue trasladada hasta La Mareta en un vehículo que llegó al inmueble varios minutos antes que el séquito del presidente.

Además, también merece atención el hecho de que para el aterrizaje del avión se apostaran algunos spotters junto a la pista de Guacimeta. Desde la playa tomaron imágenes del aparato, caso del habitual Lanzarotespotter.