Meca y sus seguidores provocan una crisis interna en Podemos

22/01/2019

El secretario insular y la mayoría de su consejo comunican que renuncian a ir en las listas en las próximas elecciones. Culpan a la dirección regional morada de «injerencias» y «autoritarismo».

El hasta ahora secretario insular de Podemos, Carlos Meca, al igual que el resto de consejeros del Cabildo, que a su vez se supone que iban a conformar las listas electorales para la primera Corporación en las próximas elecciones, anunciaron ayer, no solo que dejan el partido, sino que tampoco concurrirán a los comicios de mayo. La decisión fue comunicada a través de una nota en la que el propio Meca y sus compañeros actuales consejeros del Cabildo, Griselda Martínez y Pablo Ramírez, además de Mara Benítez.

En la nota explicaron que abandonarán la formación a partir de mayo próximo y, además, renunciarán a conformar la lista electoral al Cabildo, como números dos, tres, cuatro; tras haber participado en el proceso de primarias, descolgándose así de dar su apoyo a la próxima candidata y cabeza de lista a esta Institución, María Antonia Perera.

Como se sabe, Meca perdió las primarias para encabezar la candidatura al Cabildo el pasado octubre, frente a María Antonia Perera, por el estrecho margen de un solo voto, quedando relegado de ejercer el liderazgo de su partido en esta institución, y forzándole a ir como número dos en las listas, motivo por el cual, para muchos esta ha sido la razón decisiva para su renuncia.

La marcha de Meca y su equipo, en la práctica va a suponer, tal y como reconocen, «la desaparición del consejo insular de Podemos, que fue elegido en febrero de 2015, y de parte de su estructura municipal de Arrecife». Además, la desbandada también afecta al partido en otros municipios como San Bartolomé, donde la estructura de la formación también desaparecerá en su totalidad; mientras que el de Arrecife registrará importantes bajas, incluyendo la del actual concejal en Arrecife, Daniel Cabecera, que también abandonará la formación morada en mayo.

Primarias «bochornosas»

La renuncia de la actual cúpula insular se debe a que consideran que el proceso de primarias fue bochornoso» y «una tomadura de pelo a los verdaderos inscritos del partido», se dice en la nota. A juicio de este importante sector descontento, «la dirección regional no solo tuvo claras injerencias para intentar condicionar el resultado de las primarias sino que, para conseguir ese objetivo, permitió que personas ajenas al partido marcaran el futuro de Podemos en la isla e incluso les animó abiertamente a inscribirse y a votar».

Añaden que «en esas primarias hubo una evidente participación de otros partidos con los que la candidatura de María Antonia Perera prometía una supuesta confluencia y, ella misma reconoció que había recibido votos de personas de Coalición Canaria y el Partido Popular».

Por su parte, Meca también carga contra la cúpula regional y, en especial, contra la parlamentaria regional María del Río, a la que culpa de la actual crisis.