Los agentes hallaron atados a los heridos del fuego de Arrecife

21/08/2019

Sigue el operativo para dar con los principales sospechosos de causar el incendio, al parecer relacionado con un ajuste de cuentas

La rápida y eficaz intervención de la Policía Nacional, en coordinación con Policía Local de Arrecife, Servicio de Urgencias Canario (SUC) y Consorcio Insular de Emergencias de Lanzarote fue determinante para que el incendio provocado la pasada semana en el 41 de la calle Blas Cabrera Topham de Arrecife no alcanzara consecuencias especialmente dramáticas. Los tres hombres halladas en el interior del inmueble, todos ellos con heridas a causa de las llamas, fueron encontrados atados, quedando patente así que el incendio había sido provocado, probablemente en el marco de un ajuste de cuentas vinculado con drogas, según se baraja por los investigadores.

Las pesquisas, una semana después de los hechos, registrados el miércoles pasado, se mantienen en secreto por parte de la Policía Nacional. Y no parece que vaya a cambiar la situación a muy corto plazo, toda vez que se continuaba ayer todavía con la búsqueda de dos hombres dados a la fuga, considerandos ambos como los principales sospechosos de haber sido los principales causantes del fuego.

Al margen de estos dos prófugos policiales, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) confirmaron a varios medios este pasado martes que ya se habían practicado dos arrestos, de dos sospechosas que también tuvieron que ver presuntamente con el incendio provocado, corroborando de este modo lo avanzado por este periódico. Las encartadas se hallan ingresadas en la prisión de Tahíche, tras haber pasado por el Palacio de Justicia de Arrecife.

Cabe recordar que el incendio obligó a que tuvieran que intervenir los bomberos del Consorcio Insular de Emergencias de Lanzarote. Su actuación fue fundamental para permitir la rápida entrada en el inmueble del personal del SUC y de los agentes de la Policía Nacional, permitiéndose así que se pudiera salvar la vida a las tres personas que se encontraban encerradas en el inmueble. Los tres heridos fueron trasladados en ambulancia al Hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife.

Uno de ellos ingresó en estado crítico, a causa de las quemaduras padecidas, además de haber sufrido lesiones aparentes por arma blanca, a tenor de lo señalado por testigos de la zona, siendo posteriormente evacuado a la Unidad de Quemados del Hospital de La Paz, en Madrid. Un segundo rescatado sufrió lesiones graves; siendo consideradas leves las lesiones padecidas por el tercero de los implicados.

Como aspecto anecdótico, se tiene en fase de estudio la posible relación del incidente sufrido en el inmueble quemado en la calle Blas Cabrera Topham con el fuego sufrido el pasado fin de semana en una casa terrera abandonado en la calle La Democracia, también en el centro de Arrecife. Esta casa lleva tiempo sirviendo de acomodo de toxicómanos, según vecinos que han denunciado enganches ilegales de agua y luz.