Lanzarote deriva once menores a otras islas después de dos meses

26/10/2018

Desde septiembre no se hacían traslados a otros cabildos, por la lentitud de las pruebas de edad, mientras la isla acoge a más de 160 jóvenes, sumados los 30 llegados en los dos últimos días

El Cabildo de Lanzarote pudo iniciar ayer el reparto de los primeros once menores inmigrantes no acompañados después de dos meses de espera por los primeros informes para determinar si se trata de menores de edad. Desde entonces, la institución insular se ha visto impedida de derivar a estos chicos a otras islas, al depender la decisión de las pruebas de edad en las que se basa el juez para autorizar su salida hacia otras islas.

El reparto de estos menores se ha establecido de tal manera que siete de ellos sean traslados a la isla de Tenerife, tres a Fuerteventura y dos a La Palma, según datos facilitados por la Consejería de Asuntos Sociales, bajo la dirección de Maite Corujo. Los jóvenes derivados serán trasladados desde el albergue de La Santa, en Tinajo, en total siete de ellos, concretamente los que irán a Tenerife; y los otros cinco restantes desde las casas de acogida en Yaiza, según las previsiones ofrecidas a este rotativo.

En cuanto al número total de jóvenes que se han declarado menores y siguen alojados en dependencias del Cabildo insular lanzaroteño, bajo tutela de esta institución, según datos de los Servicios Sociales, 113 de ellos están en el albergue que se habilitó de forma provisional en La Santa, hace un par de semanas atrás, una vez restados los siete derivados ayer a Tenerife, aunque un total de 15 jóvenes se encontraban fugados este pasado jueves, con orden de búsqueda.

En las casas de acogida que el Cabildo posee en el municipio de Yaiza se encontraban alojados ayer tarde una decena justa de jóvenes, que se han declarado menores de edad, una vez restados los cinco que han sido derivaron a Fuerteventura y La Palma, aunque un par de ellos, estaban en situación de fuga.

Además, el Cabildo aloja a dos niñas, también sin mayoría de edad, en las casas de menores de nacionalidad española a su cargo, en Arrecife; y también a un niño más pequeño de una edad, que rondaría los 11 años.

Los once traslados previstos para ayer van a suponer un alivio en las infraestructuras con que cuenta el Cabildo, que se encuentran ya de por sí saturadas, y más con el ingreso ayer de otros 23 jóvenes declarados menores, en la patera llegada a La Santa y los otros 8 de la llegada a última hora del miércoles.