La DGT aplaza la puesta en uso de los radares de Yaiza y Tinajo

06/12/2019

El Cabildo propone poner en funcionamiento una mesa bilateral de trabajo, con la finalidad de coordinar las actuaciones necesarias para actuar en las carreteras conflictivas del viario insular

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido retrasar la puesta en funcionamiento de los radares dispuestos para el control de la velocidad del tráfico rodado en varias vías principales de los municipios de Yaiza y Tinajo, todas de titularidad insular, según fuentes oficiales en Madrid. En noviembre se tenía programado que estos cinemómetros comenzaran a operar a lo largo de este mes final del año, de manera gradual, tal y como informó este diario días atrás, empezando por la antigua carretera que une a Yaiza con Playa Blanca, en paralelo a la LZ-2.

Y no hay fecha concreta marcada, atendiendo a las mismas fuentes, para finalmente poner en servicio estos radares, todos ellos en trazados implicados en la Vía Ciclista (LZ-701, LZ-30, LZ-56, LZ-67); en base a un acuerdo con el Cabildo de hace algunos años. Curiosamente, la decisión de aplazar la entrada en funcionamiento de los cinemómetros tiene relación con la petición a cargo del vicepresidente insular y consejero de Obras Públicas, Jacobo Medina, quien oficialmente reclamó a la DGT a finales del pasado mes que se tuviera a bien replantear la situación, en aras de «encargar profusos, rigurosos y diversos estudios, desde el punto de vista del tráfico».

La decisión de la DGT guarda relación con la coletilla incluida en la misiva entregada en el Cabildo donde se daba pie a posibles cambios «si existiera algún inconveniente», como así finalmente ha venido a acontecer.

En esta comunicación de Medina, en réplica al escrito oficial fechado en Madrid el 15 de noviembre, donde se ponía fecha a la puesta en servicio de los radares, el vicepresidente pidió a la DGT, además, que se desmontarán los cinemómetros de las carreteras LZ-56 (Tinajo-Volcán del Cuervo-enlace LZ-30) y LZ-67 (Tinajo-Yaiza), considerado el impacto medioambiental que causan en el entorno; circunstancia que ya fue sustento de un acuerdo cabildicio en octubre de 2018. Por las fuentes oficiales consultadas en Madrid por vía telefónica se matizó al respecto que no existe decisión tomada aún al respecto.

En este orden, oficialmente no ha recibido el Cabildo comunicación alguna posterior sobre los radares al margen a la fechada a mediados del pasado mes, según apreció ayer tarde el vicepresidente, quien insistió en tener en cuenta los planteamientos trasladados a la DGT en la carta donde se aludió al ««rechazo generalizado de la propia sociedad a la instalación de cinemómetros en las vías indicadas».

Además, Medina apeló a que se constituya una mesa bilateral de trabajo entre la primera Corporación y la DGT en aras de coordinar futuras actuaciones orientadas a que sean más seguras las vías de carácter insular. En principio, esta medida cuenta con el consenso de todo el grupo de gobierno insular (PSOE-PP-Somos Lanzarote-NC).

Cabe añadir que buena parte de los conductores asentados en pagos de Tinajo y Yaiza valoran con agrado que los radares aún no operen. A cambio, habituales ciclistas que transitan por estos municipios no han recibido con gusto la petición trasladada por el Cabildo a la DGT, atendiendo a comentarios ofrecidos en redes sociales, por estimar que pueden correr peligro en caso de que se transite por las vías implicadas a velocidades por encima de los 50 kilómetros a la hora.