Medina pide a la DGT quitar los radares en dos carreteras

28/11/2019

Los cinemómetros dispuestos en vías de Tinajo y Yaiza se contempla que entren en servicio, de manera progresiva, a comienzos de diciembre

En el rol de consejero de Obras Públicas, el vicepresidente insular, Jacobo Medina, se ha dirigido oficialmente a la Dirección General de Tráfico (DGT) para reclamar la eliminación de los radares contemplados para los trazados LZ-56 y LZ-67, vías que discurren por los municipios de Tinajo y Yaiza de manera principal. En este contexto, además, se pide «encargar profusos, rigurosos y diversos estudios, desde el punto de vista del tráfico», en aras de aumentar la velocidad en algunos tramos de ambas carreteras, aspecto que se viene pidiendo desde hace tiempo por el Ayuntamiento de Tinajo.

La reclamación de Medina guarda relación con la decisión de la DGT de ir poniendo en servicio, de manera progresiva a partir de comienzos de diciembre, los radares previstos para los cuatro trazados insulares implicados en la Vía Ciclista (LZ-701, LZ-30, LZ-56, LZ-67); en base, curiosamente, a un acuerdo con el Cabildo de hace algunos años.

A priori, a tenor de la documentación de la DGT trasladada a la primera Corporación, el domingo próximo, 1 de diciembre, podrán quedar activados los cinemómetros de la LZ-701 (antiguo trazado Yaiza-Playa Blanca, en paralelo a la LZ-2). Los radares de las tres carreteras restantes se contempla que estén operativos antes de acabar el año.

No obstante, esta planificación, atendiendo a la carta entregada al Cabildo, fechada el día 15, podría rectificarse «si existiera algún inconveniente» por parte de la primera Corporación.

El documento entregado por el Cabildo a la DGT justifica la demanda de quitar los cinemómetros de la LZ-56 (Tinajo-Volcán del Cuervo-enlace LZ-30) y de la LZ-67 (Tinajo-Yaiza), «por el alto impacto negativo, tanto medioambiental, como de carácter material que representan». Y se tiene en cuenta, además, que en octubre del pasado año se tomó un acuerdo plenario para precisamente dar cuenta de la aspiración a quitar los radares de estos trazados.

Como factor añadido, el vicepresidente cabildicio, cabeza de lista del Partido Popular (PP), traslada a la DGT «el rechazo generalizado de la propia sociedad», resalta en el escrito oficial, «a la instalación de cinemómetros en las vías indicadas».