La cesta de la compra otra vez es la más cara de la provincia

13/11/2019

Fruta fresca, conservas y congelados siguen al nivel más costosos en Canarias mientras que la carne fresca está al menor precio en la región

La cesta de la compra de Lanzarote, donde también se incluye a La Graciosa, es en este otoño la más cara de la provincia, atendiendo al estudio dado a conocer por el Instituto Canario de Estadística (Istac), hecho con mediciones datadas en octubre. En concreto, se sitúa de media en un 1,49% por arriba de la media regional, con notable diferencia con respecto a Gran Canaria, donde el nivel medio de los precios está muy por debajo de promedio canario. Con respecto a Fuerteventura la diferencia es menor, si bien es cierto que la isla vecina también goza de una cesta de la compra por debajo de la media archipielágica.

Solamente panes y cereales, junto a productos alimenticios no considerados básicos, alcohol y tabaco, pescado fresco y carne fresco se pueden disfrutar en territorio lanzaroteño a precios medios por debajo de los valores tipo de Canarias. Y en el caso particular de los cárnicos, con el añadido de que se venden al precio más económico de las islas.

A cambio, todos los demás productos que componen la cesta de la compra se venden en Lanzarote y La Graciosa con valores medios por encima de las estimaciones tipo de Canarias. De 14 apartados incluidos de modo habitual en estos estudios a cargo del Istac, en 9 de ellos nada menos se concluye que se paga habitualmente de más. Y en especial hay que tener muy en cuenta a la fruta fresca, con una media por encima del valor genérico de las islas del 10,37%; y a lo productos congelados y conservas, con una media por encima del promedio general del 8,83%, que tienen los desembolsos más costosos de toda la región, como ya se daba a mediados del pasado año, última ocasión en que se publicitó un estudio de similares características.

En este último contexto, además se soportan los precios más caros de Canarias este otoño en los siete municipios en los artículos de la higiene personal, que se pagan en un porcentaje por encima del tipo general de 5,3%.

También son especialmente costosos las verduras frescas y las bebidas; así como los lácteos y los huevos, con sus derivados. En igual situación están también los aceites y las grasas. En todos estos apartados, la diferencia es de varios puntos porcentuales, si bien en menor grado con respecto a la situación que padecen gomeros y herreños.

Más aproximados a la paridad regional, con apenas diferencia de décimas pero igualmente con precios generales por encima de la media, los consumidores lanzaroteños y gracioseros tienen los productos de charcutería, así como los artículos para el cuidado genérico del hogar.

Cabe señalar que desde 2003 en adelante, con abundancia de informes del Istac, solamente constan dos momentos en los que la cesta de la compra quedó por debajo de la media canaria. La primera vez, en el verano de 2015; siendo la segunda ocasión en el periodo estival de 2017.