En peligro dos parques eólicos por el canon de San Bartolomé

04/07/2018

El Ayuntamiento que preside María Dolores Corujo reclama más de un millón de euros por seis aerogeneradores y una subestación. El Consorcio de Aguas sopesa buscar nuevos emplazamientos

El futuro de los parques eólicos San Bartolomé y Arrecife no parece claro en estos días, con una inversión en conjunto de unos 25 millones de euros, a causa del conflicto existente entre el Ayuntamiento de San Bartolomé y el Consorcio Insular de Aguas, compuesto por el Cabildo y los siete consistorios. Obedece al canon que reclama la Corporación que preside María Dolores Corujo, de más de un millón de euros, por los seis aerogeneradores previstos en suelo municipal y por la subestación Callejones, ya en servicio, conectada al parque Teguise I, de reciente estreno.

La reclamación está ya en vía de apremio, 925.987.95 euros por los aerogeneradores y 252.225,78 euros por la subestación. Y no hay de momento intención de marcha atrás, o bien de buscar un acuerdo plenario destinado a devolver el dinero que se pide, según queja planteada ayer por el presidente insular, Pedro San Ginés, y por el presidente del Consorcio, Echedey Eugenio. Como consecuencia, los ayuntamientos, incluido el de San Bartolomé, podrían verse obligados a desembolsar la suma, en función de su participación en el Consorcio (Arrecife, 474.466,33 euros; Haría, 63.387,85 euros; San Bartolomé, 166.952,77 euros; Teguise, 152.932,03 euros; Tías, 159.883,49 euros; Tinajo, 66.922,49 euros; Yaiza, 93.667,93 euros).

Como una posible alternativa, las corporaciones locales han pedido informes para forzar que la suma se aporte en exclusiva por San Bartolomé. Además, también se ha decidido pedir un estudio que permita saber si cabe la opción de expropiar el suelo, por interés general; o si cabe la opción de trasladar los parques a otros municipios. En todos los casos, con riesgo de que los dos parques, gemelos a Teguise I, se vean comprometidos.

En caso de no salir las infraestructuras, San Bartolomé perdería de inmediato el derecho a percibir el canon anual de 12.000 euros por megawatio instalado. Es decir, considerando que los seis aerogeneradores tendrán una potencia de 13,8 megawatios, por año se dejaría de ingresar la suma de 165.600 euros, según el cuadro económico cedido a la opinión pública ayer. Además, quedaría por ver qué pasaría con el porcentaje de San Bartolomé sobre el 9% de los ingresos brutos de los parques, cifrado anualmente en aproximadamente 86.000 euros.