El Cabildo niega censura y dice que revisa el trámite de edición

29/08/2019

La consejera de Educación desmiente que se coarte la obra del catedrático de Arte, Fernando Castro Borrego, sobre César Manrique, al mandar parar la distribución

La consejera de Educación y Publicaciones del Cabildo, Paula Corujo, negó ayer que se haya censurado o secuestrado la obra del catredrático de Historia del Arte Fernando Castro Borrego, bajo el título de César Manrique: Teoría del paisaje, y aseguró que la orden dada por ella misma es la de «parar el proceso de edición de la obra hasta que se revise y se compruebe que está todo correcto y en regla».

La consejera no electa, del grupo Somos, en declaraciones a este periódico, justificó la decisión de «parar el proceso de distribución del libro», dijo, «porque cuando uno llega al gobierno tiene la obligación de revisar los proyectos en marcha y comprobar que todo está en orden, por eso no entiendo que se haya montado polémica», apreció.

Cuestionada sobre el motivo se ha tomado esta decisión, solo con este libro y no con otros editados en el pasado mandato, Corujo señaló que por ser «el único cuyo proceso de distribución, no se ha completado, estaba pendiente de distribuirse y se ha mandado a la distribuidora, en este caso el Servicio de Publicaciones del Cabildo, que se pare y una vez comprobado que todo está en correcto, se retomará», concretó la consejera. También dijo Corujo que el libro carece de contrato, pero añadió, sin dar detalles, que se está estudiando el expediente al completo.

Preguntada si la necesidad de revisión el rigor científico de la obra del catedrático de Historia del Arte y exmiembro asesor del Patronato del Museo de Arte Reina Sofía, es otro de los motivos, como declaró en otros medios, Corujo respondió que «nos tenemos que asegurar de que todas y cada una de las publicaciones que salgan cumplan con una serie de criterios, uno de ellos el rigor científico adecuado para mantener el prestigio del Cabildo, pero esto es con todas y cada una de las obras», explicó. Y negó que haya controversia con el contenido del libro, «yo ni siquiera me lo he leído, por lo que no la hay, pese a lo indicado el propio autor», dijo, «y si se quiere hacer casus belli será por otros intereses, pero ni el autor se ha puesto en contacto con nosotros para preguntar, sino que directamente ha ido a denunciar a los medios en términos muy gruesos que no comparto y que desmiento».