El Cabildo levanta el veto al libro de Fernando Castro

04/10/2019

Paula Corujo anuncia cambios en los procedimientos editoriales del Servicio Insular de Publicaciones

El Cabildo de Lanzarote ha anunciado este viernes «la finalización de la revisión del expediente sobre el libro Manrique: Teoría del Paisaje de Fernando Castro Borrego, con la conclusión de que el procedimiento fue anómalo e indeseable en sus formas, aunque conforme a la legalidad, por lo que se procede a la redistribución de los ejemplares impresos».

A este respecto, la consejera de Educación, Participación Ciudadana, Paula Corujo, también responsable del Servicio de Publicaciones, ha destacado que «será la última vez en la que se trate de esta forma el dinero público, apalabrándose pagos sin más justificación que la oportunidad partidista», en referencia al modo en que el anterior grupo de gobierno pactó con el autor la publicación de la obra objeto de polémica.

Cabe recordar que el libro fue retirado de las librerías por orden del Cabildo, circunstancia que el autor y desde la oposición se valoró como una censura a contenidos incluidos en la publicación.

El retorno de la obra a las librerías ha sido pedido por Coalición Canaria (CC) en varias ocasiones, quedando el punto incluido en el pleno a celebrar el lunes. El Partido Popular (PP), formación que es parte del gobierno actual, advirtió en el encuentro preparatorio del pleno del jueves que iba a votar a favor de la petición nacionalista, quedando el Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) a priori en minoría.

Por otro lado, Paula Corujo ha anunciado este viernes que en los próximos meses se llevarán a cabo cambios en los procedimientos editoriales del Cabildo, «con el objetivo de hacer más transparentes las contrataciones del área, regular sus procedimientos y evitar las arbitrariedades en la toma de decisiones».

Se justifica la medida en que «es necesario reformular los procesos», añadiendo la consejera que «este nuevo grupo de gobierno no permitirá que se vuelvan a realizar contrataciones verbales, ausentes de toda ética, ni al servicio de campañas partidistas, queremos poner los cimientos de una nueva línea editorial que deje atrás un pasado de decisiones personalistas impropio del prestigio que deberían tener las publicaciones de la máxima institución insular», añadió la consejera.