A prisión por matar a Romina Celeste

17/01/2019

La titular de Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife envía a la cárcel a Raúl Díaz Cachón por el presunto crimen machista. También acusa al marido de la joven paraguaya de un supuesto delito de maltrato habitual. La víctima, cuyo cadáver se sigue buscando, acudió a un hospital con lesiones días antes de su muerte

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife, Emma Fernández Lemus, acordó ayer tarde el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, de Raúl Díaz Cachón, de 44 años, por la presunta comisión de los delitos de maltrato habitual y homicidio u asesinato (la calificación definitiva del delito se concretará a lo largo de la investigación en curso) de su esposa, Romina Celeste Núñez Rodríguez, de 28 años, vista por última vez en la pasada Nochevieja. El marido tardó ocho días en denunciar la desaparición de su pareja, sin reconocer primeramente que ella había muerto.

La decisión judicial se amparó en las indagaciones de la Guardia Civil, que de inicio ha concluido que el acusado presuntamente mató a su mujer; sin tenerse por ello en cuenta la versión dada por el encartado ante la propia Benemérita. El ingeniero madrileño llegó a decir que se deshizo del cuerpo de su esposa tras haberla encontrado sin vida en el hogar familiar, en el complejo El Palmeral de Costa Teguise, horas después de haber discutido.

La instructora, titular del órgano judicial con competencias en Lanzarote para casos de violencia contra la mujer, tomó la decisión después de que el investigado prestara declaración durante unas dos horas, y de acuerdo con la petición formulada por el Ministerio Fiscal.

Cocaína

La instructora definitiva del caso ya participó en el prolongado registro del martes, por la Guardia Civil, en el inmueble familiar donde se cree que Raúl Díaz Cachón presuntamente mató a Romina Celeste; donde también estuvo presente Ricardo Fiestras, el magistrado que primeramente, en funciones, asumió las indagaciones. Las pesquisas han servido para dar con restos de cocaína, según varios medios. Además, también se encontraron indicios de pintura de pocos días y restos de sosa cáustica, elementos que hacen suponer que el sospechoso presuntamente primero quemó el cuerpo, al menos parcialmente; antes de trocearlo, dedicándose en días posteriores a borrar en la casa los efectos del plan ideado para a hacer desaparecer el cadáver. Los restos se especula por los investigadores que fueron esparcidos por varios puntos del litoral.

Consta una denuncia por presuntos malos tratos sufridos por Romina Celeste, en agosto, casi coincidente con la fecha de la boda, si bien Raúl Díaz Cachón no fue condenado. Además, la joven se acercó a final de diciembre a un recinto sanitario para ser curada de lesiones físicas supuestamente causadas por una disputa familiar. Al parecer, la víctima quería trasladar a Lanzarote a su hijo de corta edad, residente en Paraguay con sus abuelos maternos, en Ñemby, relativamente cerca de Asunción. El pequeño, fruto de una anterior relación de Romina, no era del agrado de Raúl.

El Ministerio de la Mujer de Paraguay ha lamentado a través de redes sociales la muerte de Romina y de otra mujer apuñalada en el departamento de Concepción.