Un coche ecológico hecho con bambú

24/08/2019

La empresa del doctor Rainer Stetter, ITQ, un laboratorio de innovación en Gran Canaria, ha desarrollado un vehículo solar realizado por estudiantes alemanes y grancanarios con materiales de muy bajo costo para exportar a África austral

ETIQUETAS:

Eléctrico solar y con estructura de aluminio y madera de bambú, Así es el vehículo fabricado íntegramente en Gran Canaria y que ha sido la gran novedad del Bamboo Solar Car Summercamp, evento que tuvo por objetivo implementar en la isla la tercera fase del desarrollo de un prototipo de vehículo eléctrico solar, el cual genera electricidad a través de placas solares, almacenándola temporalmente en baterías. El concepto de este proyecto se enfoca hacia las necesidades de movilidad en África, consistiendo su construcción en el empleo de materiales sostenibles y fácilmente adquiribles, como el bambú,entre otros.

En Alemania, un equipo de estudiantes de 7 países ha construido dos prototipos Low-Tech (tecnología de bajo coste) durante los meses de mayo y junio de este año. Durante el Summercamp en Gran Canaria se reprodujeron las condiciones necesarias para ensayar los prototipos, en un clima similar al de África. El siguiente paso tendrá lugar en noviembre de 2019, con la celebración de un Makeathon en Botsuana (África austral), que estará enfocado a la continuación de los trabajos en los prototipos y como entorno para entrenar y educar a talentos locales.

Este coche está hecho aquí con ingenieros innovadores tanto de Gran Canaria como de Alemania y otros países de Europa, que participaron del 4ª Smart Green Island Makeathon, organizada por ITQ GmbH en cooperación con el doctor Rainer Stetter, el cual fue un gran éxito para los 400 participantes, de los cuales 270 eran estudiantes de 70 universidades y de 21 países diferentes. Durante los cuatro días, los participantes formaron un total de 27 equipos diferentes y desarrollaron numerosos prototipos innovadores juntos.

«Es una iniciativa que encaja perfectamente con el clima y condiciones de la isla», subraya el ingeniero Rainer Stetter, indicando que la idea es exportar el prototipo a Botsuana, en África austral, porque está diseñado para que pueda ser adquirido por personas sin demasiados recursos económicos.

Armado. El vehículo fue construido en un tiempo récord. «Ellos tras lograr el material, entre estos el bambú que se consigue aquí en la isla, tardaron cinco días en armar el coche, plasmando así la idea central del proyecto, que es que la gente puede lograr su propio vehículo en poco tiempo, con materiales reciclados y ecológicos», indicó.

«No queremos exportar un vehículo fabricado de manera industrial, de forma escalonada, sino poner a la venta un kit de armado, con sus respectivas instrucciones, y que la gente pueda bajarse los datos de los materiales directamente de una página web y armar su propio vehículo en muy poco tiempo», subraya.

El prototipo está fabricado con piezas de aluminio, con los que se crea la base o estructura principal, encima de la cual se montan todas las demás partes que lo componen, entre ellas la piezas de bambú que simulan el armazón de una carrocería.

El vehículo es eléctrico, alimentado por cuatro baterías comunes de 12 voltios cada una, que son recargadas con plazas solares, que a su vez forman el techo del coche. Tiene una sola marcha y desarrolla una velocidad de unos 40 kilómetros por hora. Sus ruedas pertenecen a vehículos muy pequeños y el sistema de dirección está constituido por amortiguación y dirección de un Quad, volante de un antiguo Volkswagen obtenido en un desguace y un asiento de un vehículo industrial.

Rainer Stetter va más allá y asegura que no es necesario contar con todos los materiales nuevos. «El motor puede ser el de una lavadora y las ruedas las de una carretilla», indica, señalando que la placa solar es de las más normales del mercado, con las que se consigue cargar las baterías en unas cinco horas.

El proyecto del vehículo solar nació del impulso innovador de jóvenes alemanes y de canarios, que están concluyendo la carrera de ingeniería, y que en el ultimo encuentro de innovación de ITQ propusieron se realización.