Urgen a poner redes anticascotes en el colegio Príncipe de Asturias

23/03/2019

CC OO insta al saneamiento de las zonas con riesgo de desprendimientos. Un informe técnico municipal tasa en 800.000 euros el arreglo del centro. Advierte de patologías estructurales

Un informe técnico municipal remitido a la Consejería de Educación del Gobierno canario insta a la instalación de redes de seguridad en todas las fachadas del colegio Príncipe de Asturias (Melenara) que están afectadas por riesgos de desprendimientos. Al hilo precisamente de lo que dice este dictamen, Juan Viera, delegado de Prevención de la Federación de Enseñanza de CC OO Canarias en el Comité Insular de Seguridad y Salud de los Centros Educativos de Gran Canaria, exige a la consejería la adopción de medidas de precaución urgentes. Se lo solicitó al comité insular de seguridad al que pertenece y a la dirección general de Infraestructuras Educativas en sendos escritos registrados el 1 de marzo.

Entiende Viera que no basta con acordonar las zonas de riesgo con vallas de protección para evitar los lugares de mayor peligro, como se hizo poco después de que el 4 de diciembre de 2018 cayeran varios cascotes en las aulas de infantil, clausuradas desde entonces, sino que esa protección ha de ir acompañada de otras acciones urgentes, entre las que cita el saneamiento de las zonas en las fachadas donde puede haber posibilidad de desprendimientos y la instalación de redes adecuadas que eviten la caída de materiales.

La edil de Educación, Marta Hernández, explicó este viernes que el Ayuntamiento ha intentado hacerse cargo de la colocación de esas mallas y que, incluso, llegó a conseguirlas. El problema es que no cuenta con recursos para su instalación, primero, porque no dispone de máquinas telescópicas para trabajos en altura y, segundo, porque los operarios municipales no cuentan con la titulación adecuada para usarlas.

Así las cosas, dada esta incapacidad del consistorio, CC OO pide a Educación que coja el testigo y garantice que no haya daños personales en el centro. Pero, es más, le insta a aprobar un plan de intervención con carácter urgente para la rehabilitación integral del Príncipe de Asturias. No en vano, el informe técnico municipal subrayaba que el centro «tiene una necesidad urgente de una renovación integral» en todas las fachadas de su edificio por patologías estructurales y estimaba ese presupuesto en 800.000 euros. Al deterioro propio de sus 50 años de antigüedad, se le suma su exposición al ambiente marino.