En 2017 se abonará una parte de sentencias mayores

Tres expropiados se suman al plan de pagos con 530.000 euros

12/10/2017

Tres abono de expropiaciones se han sumado al plan de pago establecido por el Ayuntamiento con los juzgados. Las resoluciones suman 530.479 euros y se liquidarán este año gracias a los dos millones de euros que provienen del saldo de las amortizaciones de crédito.

El fallo de mayor cuantía corresponde a la empresa Melenara 2000 SL por los terrenos para el ensanche de la carretera de Melenara. Es de un total de 3.097.459,40 euros, pero este año se le pagarán 411.492,72 euros. Esta entidad, propiedad de los hermanos Del Río Bravo de Laguna, es a la que más dinero se le debe por expropiaciones. Incluso se opuso a la propuesta que presentó el consistorio al Tribunal Superior de Justicia de Canarias en 2016 para hacer frente a las demandas. El año pasado cifraban la deuda total en 24 millones de euros, sumando también los intereses y los gastos procesales. La Junta de Gobierno Local tomó ayer conocimiento de la decisión de incluirla en el plan de pago para dar cumplimiento a los requerimientos judiciales.

Las otras dos sentencias son de menor cuantía. Una de ellas es de un particular, al que este año se le pagará 60.209,39 euros de los 453.475,50 que se le debe. A este propietario ya se le tuvo que liquidar 1,5 millones de euros hace varios años por la expropiación de una parcela en la que se iba a construir un parque urbano en el barrio de San Francisco, en la Hoya de San Pedro, y que nunca se hizo. El otro abono en 2017 es de 58.777,10 euros y es una reclamación de Reyal Urbis SA, a la que se le adeuda 442.404,64 euros por una parcela situada entre la rambla del mercadillo de Jinámar y el colegio de Eucalipto I. Esta entidad es otra de las históricas que exigen vía judicial dinero por el desposeimiento de suelo. El pago de una indemnización de 1,2 millones de euros a cargo del crédito ICO en 2012 fue denunciado por Más por Telde.

Desembolso.

Los tres requerimientos judiciales podrán liquidarse este mismo año ya que hay una partida prevista. En mayo el gobierno local aprobó una modificación de crédito de dos millones de euros para ello, que era el saldo de la amortización de los préstamos. Ya anunciaron que iban destinados a pagar sentencias firmes a proveedores, pero también a otras reclamaciones. A Patrimonio ya se le había derivado casi 600.000 euros para incluir expropiaciones que no estaban en el plan de pago de 28 millones de euros en ocho años.