Posible maltrato «cierto y frecuente»

01/12/2018

El juzgado confirma las grabaciones en vídeo como elementos de prueba en la investigación abierta a una guardería de Casas Nuevas. La jueza apunta a la dueña del recinto como presunta responsable civil subsidiaria de los supuestos delitos

G. Florido / telde

El Juzgado de Instrucción número 1 de Telde confirmó este viernes en una nota oficial del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que los denunciantes que destaparon un supuesto caso de malos tratos a cinco niños en una guardería de Casas Nuevas, en Los Soles, aportaron grabaciones en vídeo que «podrían confirmar» que esos supuestos daños «por parte de la investigada eran ciertos y frecuentes». Este matiz en la comunicación del juzgado explica la decisión de la magistrada María Cecilia López Vázquez de imputar a la monitora bajo sospecha un «delito continuado de lesiones a menores a su cargo, en aplicación de los artículos 153.2 (lesiones a menores bajo tutela) y 173.2 (habituabilidad en la conducta delictiva)» que vienen recogidos en el vigente Código Penal. Esta cuidadora, que fue detenida por la Policía Nacional, fue puesta en libertad provisional y sin fianza la tarde de este jueves.

También advierte la nota oficial del TSJC que «la propietaria del centro está siendo investigada como posible responsable civil subsidiaria de los supuestos delitos», por lo que podría tener que responder ante posibles e hipotéticas reclamaciones de indemnización por parte de las familias afectadas. Hay que tener en cuenta que hasta el momento en que se difundió esta información, ayer por la mañana, el órgano judicial había recibido denuncia contra esta monitora de cinco familias, por lo que no se descarta que se sumen otras. Este periódico intentó ayer sin éxito que la Policía Nacional confirmara si se han presentado más denuncias de afectados.

Cuidadora despedida.

La información del TSJC, que verifica la gravedad de los hechos denunciados, dio lugar este viernes a un cambio de postura de la dueña de la guardería, María del Carmen Ojeda, que si bien hasta el mismo jueves ponía la mano en el fuego por su trabajadora investigada, matizó sus argumentos en declaraciones a teldeactualidad.com. De entrada, pidió disculpas al haber informado de que había sido puesta en libertad sin cargos, error que atribuyó a un malentendido con su abogada. Y, en segundo lugar, anunció que ha tomado la determinación de despedir a esta monitora. En todo caso, ya la propia jueza había decidido previamente aplicarle como medida cautelar la prohibición expresa de ejercer empleo o profesión relacionada con menores. Esta técnico en educación infantil no hubiera podido continuar en esta escuela infantil, al menos durante el tiempo que la magistrada le mantuviera esta cautelar. Con todo, en ese mismo medio insiste en rebajar la gravedad de los hechos. En la reunión del jueves por la tarde en la guardería parte del resto de los padres que siguen con sus niños en la escuela les pidieron que les mostraran las imágenes que han dado lugar a la investigación, pero no accedieron a hacerlo.

Por lo pronto, directivos de la empresa ya reconocen el daño que les ha causado este proceso judicial, hasta el punto de que se les han dado de baja familias. No obstante, este viernes seguían llegando otras a dejar a sus hijos. Esta escuela infantil bilingüe gozaba de muy buena reputación y se siguen escuchando también bastantes voces que defienden el trato y el servicio que allí se presta.

La delegada del Gobierno de España en Canarias, Elena Máñez, subrayó que esta investigación, que no está declarada bajo secreto de sumario, continúa abierta y que «será el juzgado el que califique en su momento la totalidad de los supuestos hechos», según declaraciones que recoge Europa Press.