Aulas sin uso del León y Castillo acogerán el centro de Alzhéimer

09/07/2019

El Ayuntamiento ultima la sede provisional con Educación y Cabildo. El RAM de infantil del colegio del casco se quedó libre al acabar este curso. Falta comprobar las condiciones de sus aseos

El Ayuntamiento ha encontrado una posible sede provisional para acoger a los usuarios del centro de Alzhéimer mientras duren las obras de reforma de su sede habitual en La Pardilla. El alcalde, Héctor Suárez, se reunió ayer con una representación de los familiares de los usuarios y les propuso como alternativa temporal las aulas que acaban de quedarse sin uso del RAM de infantil del colegio León y Castillo, en pleno casco de Los Llanos. Los afectados, que se oponían de forma tajante a que los pacientes fueran reubicados en dos centros de día de la capital, acogieron con agrado la propuesta. Hoy está previsto una visita del regidor, concejales, técnicos y una comisión de los familiares al recinto propuesto.

Esas aulas de infantil, ubicadas en un solar que da esquina a las calles Doctor Gutiérrez Armario y Alonso Quesada, están justo enfrente del edificio que acoge la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento. Hasta el año pasado albergó las clases de los niños de 3, 4 y 5 años del colegio León y Castillo, que acudían a este complejo separado del resto del colegio, cuya sede principal está en Picachos. Pero Educación construyó tres aulas nuevas donde está la sede oficial del centro, en Picachos, que abrirán sus puertas el próximo curso, por lo que se quedan libres las que están en el casco.

El nuevo alcalde ha explorado esta vía alternativa en menos de una semana. Se reunió con los familiares, por petición de ellos mismos, hace unos días, escuchó sus demandas y los emplazó a una nueva cita ayer lunes para informarles de los avances que pudiera haber. Por lo pronto, ha hallado una posible sede provisional que no obligará a los enfermos a salir de Telde. Les comunicó que ha iniciado las gestiones con el Cabildo, que es el titular de este servicio de atención, aunque haya sido asumido por el Ayuntamiento en virtud de un convenio, ahora suspendido de forma provisional, y también con la Consejería de Educación, que es la propietaria del RAM del León y Castillo y la que, en todo caso, tendría que ceder las instalaciones para el centro.

En principio, solo se está pendiente de que los técnicos le den su visto bueno a las dependencias, que cumplan los requisitos que la ley fija para atender en condiciones al perfil de usuarios de un servicio como el de atención a enfermos de Alzhéimer. Y todo apunta a que las reúne, a falta solo de comprobar los aseos.

Los familiares coincidieron ayer en valorar y agradecer de forma encarecida al nuevo gobierno municipal el «interés y la voluntad» que ha mostrado en escuchar y atender sus reivindicaciones. Mientras tanto cuaja esta solución, el alcalde les anunció también que había pedido aplazar unos días, hasta el 15 de julio, las obras en la sede de La Pardilla, para evitar que comiencen sin que los usuarios tengan ya un servicio alternativo. Servicios y Mantenimiento Suárez ejecutará el proyecto por 53.000 euros y consistirá en una puesta al día del recinto, otro antiguo colegio, con la sustitución de los aseos, la mejora de la accesibilidad o el arreglo de las humedades.