El número 2 de Ingenio dimite por dudas sobre su titulación

09/05/2018

Juan Rafael Caballero Lozano, primer teniente de alcalde de Ingenio y secretario local del PSOE, presentó este martes su dimisión de ambos cargos sin confirmar que el motivo de su renuncia esté relacionado con algún tipo de falsedad en su currículum, como se ha especulado en las redes sociales. En el Colegio Oficial de Médicos de Las Palmas «no consta» inscrito como licenciado en Medicina, profesión que figura en su expediente.

Tras una reunión de urgencia del grupo municipal, a media tarde de este martes se dio a conocer un comunicado firmado por Rafael Caballero en el que comunica que «hoy (por ayer) he presentado en el Registro municipal del Ayuntamiento de Ingenio mi escrito de renuncia al acta de concejal que ostento actualmente. De igual manera, también he presentado mi renuncia al cargo de secretario general del PSOE de Ingenio».

«Tomo esta decisión», continúa, «por motivos estrictamente personales, que me impiden seguir desempeñando las funciones para las que fui elegido, consciente de que mis perspectivas personales no son compatibles con las mismas». Se muestra convencido de que «será lo mejor para el municipio, para el Ayuntamiento y para la organización, los tres pilares que han marcado mi trabajo durante toda mi vida política».

Finalmente, en el texto remitido agradece «a todas las personas que, de una forma u otra, me han acompañado durante todo este tiempo en esta andadura que hoy doy por finalizada». También pide disculpas «a todas aquellas personas que, en el ejercicio de mi actividad política, hayan podido sentirse ofendidas o dolidas con mi actuación».

Problemas con el currículum

En ninguna parte del comunicado se hace la menor mención de las agitadas últimas 48 horas en el municipio donde se han dado a conocer, sobre todo en redes sociales pero también en medios locales de radio y televisión, rumores apuntando que había algún tipo de inexactitud en el currículum que está colgado en el portal de transparencia de esta corporación municipal, donde Rafael Caballero incluyó un título de médico.

Según estos comentarios y después comprobado y contrastado con el Colegio de Médicos de la provincia por este periódico, el exprimer teniente de alcalde no consta como colegiado ni ahora ni nunca, trámite indispensable para poder ejercer esta profesión.

En este sentido, algunas fuentes apuntan que Rafael Caballero ejercía como tal en un centro de reconocimientos médicos de Carrizal, donde se expedían permisos de conducir y de armas.

Lo que sí estaba confirmado hoy era que el protagonista de un caso Cifuentes cualquiera, estaba de baja desde el lunes por la tarde a consecuencia, según fuentes del propio Ayuntamiento, de un importante susto de salud debido a estas informaciones que estaban en la calle.

El número 2 de Ingenio dimite por dudas sobre su titulación

También se había confirmado a lo largo del día de ayer, que teniendo en cuenta que el alcalde de Ingenio, Juan Díaz, se encontraba de viaje en un país africano en una acto relacionado con la Fecam y que su regreso se espera para este miércoles, fue Dámaso Vega quien asumió la alcaldía en funciones y que estaba al frente de la crisis surgida.

De la lectura del comunicado enviado por el hasta ahora concejal responsable de áreas como Presidencia, Cultura, Personal y Transportes no se puede saber exactamente por qué ha tomado esta decisión, lo que parece dar pábulo a las acusaciones que están en la calle sobre sus presuntos méritos como profesional y político.

Enfrentamiento con los sindicatos de la Policía Local

En los últimos meses, el concejal ahora dimitido había tenido un durísimo enfrentamientos con representantes de la Políca Local del municipio que reclamaban varios asuntos relacionados con su trabajo y sus remuneraciones, y que, en uno de los últimos plenos del Ayuntamiento se presentaron con un ataúd y una representación muy llamativa para poner el foco en sus reclamaciones.

La actitud de Caballero fue muy beligerante con estos representantes del colectivo y esto le granjeó durísimas críticas.

A la espera de que Juan Díaz regrese y de una explicación de esta crisis de gobierno abierta por su primer teniente de alcalde, ningún miembro del grupo de gobierno o de la oposición quiso añadir absolutamente nada sobre las razones que han llevado a Rafael Caballero a presentar esta dimisión tan poco clarificadora. El silencio más absoluto han sido la nota dominante.