La bodega prevé 95.000 botellas

Las Tirajanas, un vino de altura diferenciado

07/02/2018

La vendimia de bodega Las Tirajanas es diferente. Dura tres meses. Comienza con las viñas del sur en julio y finaliza con las del centro y norte de la Isla en octubre. «Es un vino de altura diferenciado». Así lo señalaron su regidores al presentar la cosecha de 2017.

Gabriel Suárez / Maspalomas

La Casa Museo Museo Los Yánez, en Tunte, acogió la presentación de los resultados de la vendimia 2017 de Bodega Las Tirajanas. El acto, presidido por el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, tuvo lugar el pasado domingo dentro de la Fería del Agricultor y Fiesta del Almendro en Flor.

Francisco Socorro Vega, socio propietario del establecimiento, ofreció los datos de una de las mejores cosechas de los últimos años. «Este año la bodega ha tenido una producción de unos 125.000 kilos de uva blanca y tinta con la que ya se han embotellado casi 30.000 unidades, quedando todavía por embotellar otras 65.000», indicó la gerente Ana Nanclares.

En la presentación, donde se pudo degustar uno de los tintos, se expusieron las 11 referencias de la bodega, entre ellos la gama de vinos blancos clásico, malvasías y verijadiego.

«Trabajamos las viñas con cariño y esmero para que nos den cada año lo mejor de sí», afirmó Socorro, quien reveló que las 11 referencias brindan diferentes matices. «Los blancos y rosados representan el territorio de la zona sur, diferenciados por sus terrenos de secano y su temperatura cálida, y los tintos representan las zonas central y norte de la Isla, donde el territorio es más abrupto y volcánico, y con temperaturas más fías y húmedas», aseguró.

Según Socorro, «la vendimia de esta bodega tiene una característica especial, porque dura tres meses; comienza con las viñas del sur a mitad de julio y finaliza con las del centro y norte de la Isla en el mes de octubre». El trabajo es minucioso y los terrenos y el clima hacen que nuestros vinos sean un producto diferenciado a nivel mundial, y de ahí el interés mundial y premios logrados por su calidad y autenticidad a lo largo de la historia», indicó.

Una cooperativa de 17 familias

En la vendimia 2017, San Bartolomé de Tirajana reeditó su posición de liderazgo en Gran Canaria en uva con denominación de origen que entró a sus 4 bodegas, con 141.422,30 kilos. Se superaron los 48.004 kilos de uva recogida en 2016, al lograr 71.767 kilos de uva con denominación de origen. Eso supuso el 15,58% de la uva recolectada en 2017 en la isla, que fueron 460.704,40 kilos.

Bodega Las Tirajanas se fundó en los 90 del pasado siglo por viticultores de las medianías, que apostaron por unir cosechas y crear un vino. El proyecto se ha consolidado con la suma de nuevos viticultores del sur y también del centro y norte. Actualmente es la bodega más grande de la Isla. Funciona como una cooperativa formada por 17 familias con viñedos en distintos municipios.