No atiende la petición de reclamar casi 7 millones de euros más de lo que cobró en su día de su aseguradora.

La Audiencia desestima la petición de Palmitos Park por el incendio

18/12/2017

En una sentencia notificada este lunes, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas desestima la petición de Aspro Parks Canarias SL, dueña del complejo Palmitos Park, en San Bartolomé de Tirajana, de reclamar casi 7 millones de euros más de lo que cobró de su aseguradora por los daños del gran incendio del verano de 2007.

En la sentencia se condena como autor del incendio a Juan Antonio Navarro Armas, pena que ya había aceptado, y se señala como responsables civiles subsidiarios a Gesplan y el Cabildo de Gran Canaria, fijando indemnizaciones que también habían sido ya aceptadas por las partes.

La sorpresa en la vista judicial vino de la mano de Aspro Parks Canarias SL, que firmó en junio de 2008 el finiquito del acuerdo mediante el cual la aseguradora Allianz le abonaba 11.643.100,46 euros en concepto de indemnización a Palmitos Park por los daños del incendio, con renuncia expresa «a cuantas acciones civiles y penales correspondieran», pero un año más tarde registró en el pleito por el incendio una nueva pericial reclamando 6.834,091 euros más por daños que entiende no satisfechos.

La Audiencia desestima la petición de Palmitos Park por el incendio

Como publicó en septiembre este periódico, los documentos que prueban este acuerdo fueron aireados en la segunda jornada del juicio durante una intensa sesión, en la que el perito contratado por Palmitos Park, Rafael Trapiello, defendió el presunto derecho del parque a recibir 6,8 millones más y el perito judicial Lorenzo Muñoz defendió que los daños del parque en realidad estaban bien cuantificados en 10.231.638 euros, según los cálculos de su equipo en 2016. Esto es, que incluso Palmitos cobró de más.

Trapiello admitió que el acuerdo era cierto y que se apoyaba en un pacto unánime entre tres peritos –acuerdo de tercería— que él mismo había firmado pese a que podía negarse sin paralizar el abono, pero apuntó que en 2009 Aspro Parks le había encargado un nuevo peritaje para incluir aquellos conceptos que el pacto supuestamente no incluía: «caminos, animales vivos, desinfección de jaulas, lucro cesante».

Sobre esta cuestión, la Audiencia concluye que «la pretensión de Aspro Parks quiebra con lo dispuesto en la ley y en la jurisprudencia. Aspro Parks, en su día, realizó un informe pericial (...) y la entidad aseguradora realizó otro inferior. Ante el desacuerdo, ambas partes concertaron la designación de un perito tercero que dictaminó sobre el importe de los daños y la suma objeto de indemnización. Ambas partes estuvieron de acuerdo y suscribieron el acta, por lo que se vincularon por su contenido, y lo que es más importante, por el valor de los daños cifrado por el perito tercero. Es por ello que este tribunal no puede acceder a la pretensión de Aspro Parks SL».