Anulado el concurso para la obra del puerto de Arguineguín

05/06/2018

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación, retrotrae el procedimiento al momento en el que Puertos Canarios aprobó el baremo del concurso que benefició a la empresa concesionaria.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 ha anulado la concesión de la obra del puerto deportivo de Arguineguín a la concesionaria Puerto Deportivo Arguineguín SL. La sentencia, conforme a lo dispuesto en el artículo 63 de la Ley de Régimen Jurídico de la Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, retrotrae el procedimiento al momento «inmediatamente anterior al acuerdo del Consejo de Administración de Puertos Canarios de 25 de julio de 2014», cuando se aprobó el baremo de dicho concurso.

El fallo, que responde al recurso de otra de las empresas que optó a la obra del Puerto de Arguineguín, Dismare Inmobiliaria SLU, anula los actos administrativos del procedimiento e impone las costas procesales a la parte demandada, tanto la entidad pública empresarial Puertos Canarias y la codemandada, la concesionaria Puerto Deportivo Aguineguín SL.

Como publicó CANARIAS7 el pasado 3 de abril, Puertos Canarios, empresa pública que gestiona los puertos de la comunidad autónoma, concedió la obra del puerto deportivo de Arguineguín a una empresa constituida el día anterior de presentar el proyecto, pudiendo beneficiarla en el baremo del concurso al puntuar con generosidad un acuerdo excluyente que había alcanzado con la Cofradía de pescadores un mes antes de crearse como sociedad.

Como recoge el fallo de forma pormenorizada y cronológica, entre las irregularidades que judicializaron la obra, retrasando desde 2013 la puesta en marcha del puerto deportivo de Aguineguín, está el desarrollo del concurso desde la aprobación del baremo por el que debía regirse para la concesión demanial del proyecto, cuya ejecución está cifrada en más de 17 millones.

El juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 ha estimado los recursos de la entidad demandante que también optó al concurso, Dismare Inmobiliaria SLU, contra el acuerdo del consejo de administración de Puertos Canarios del 25 de julio de 2014 en el que se aprobó los criterios y baremo que debía regir la concesión de la dársena deportiva. También contra la nota informativa de Puertos Canarios del 23 de octubre de 2014 con la que se modificaba el baremo aprobado por dicho consejo de administración y, por último, la designación por parte de este del proyecto más ventajoso el 30 de marzo de 2015.

Y es que, según se refleja en la sentencia, cuando la concesionaria Puerto de Aguineguín SL optó en el año 2013 a explotar la marina deportiva del Puerto de Arguineguín, Puertos Canarios lo remitió primero al baremo general para la concesión de puertos, que no contempla la parte deportiva. Posteriormente adoptó un acuerdo el 25 de julio de 2014 en consejo de administración donde aprobó un baremo que iba a regir el concurso del puerto, donde se daba 20 puntos a quien acreditara mejoras con el sector pesquero. Un requisito con el que ya contaba la concesionaria un mes antes de constituirse, pues había logrado un acuerdo en exclusiva con la Cofradía de pescadores.

A la vista de los hechos, el juez José Manuel Díaz Pavón anula todos estos actos y ordena retrotraer la actuaciones al momento anterior al acuerdo del consejo de administración de Puertos Canarios del 25 de julio de 2014, cuando se aprobó el baremo del concurso, condenando a las costas tanto a la entidad pública como a la concesionaria. Contra la misma cabe interponer recurso de apelación.