140.000 personas vieron el Circo del Sol, que repetirá el año próximo

28/09/2019

La compañía canadiense con el resultado de su actividad en Meloneras, patrocinada por el grupo Lopesan, estudia repetir de julio a noviembre del próximo año y de enero a abril de 2021.

ETIQUETAS:

Gabriel Suárez / Maspalomas

Todavía no hay nada por escrito que lo confirme oficialmente, pero a la vista de los resultados obtenidos con la venta de entradas, el Circo del Sol previsiblemente volverá a tierras canarias el próximo año para ofrecer un nuevo espectáculo de gran nivel artístico.

Según los datos recabados por este periódico, durante su estancia en Meloneras, la compañía canadiense recibió la visita de 140.000 personas, de las que unas 137.000 fueron por ventas directa de entradas y el resto correspondieron a invitaciones sociales e institucionales.

Se trata de unos números que se consideran son muy positivos y que hablan por sí solos del potente atractivo que ha supuesto para el turismo internacional, fundamentalmente europeo, la presencia del circo y del espectáculo Totem en el Sur de la isla.

«A la luz de los resultados la empresa ahora se estaría planteando regresar el próximo año pero sin patrocinio o apoyo externo», reveló ayer el director de Congresos, Grupos & Incentivos en Lopesan Hotel Group, Zoilo Alemán, quien indicó que de hacerlo la compañía canadiense se instalará en el mismo espacio donde lo estuvo en las últimas fechas, en una parcela acondicionada especialmente frente a Expomeloneras y hotel Baobab, propiedad del grupo Lopesan.

Alemán señaló que los directivos del Circo del Sol están muy contentos con los resultados obtenidos de su estancia en al isla, y que es idea de los mismos repetir el año próximo, pero desde el mes de julio hasta mediados de noviembre, y luego, desde mediados de enero hasta abril o Semana Santa de 2021, con lo cual la oferta de los espectáculos del circo estarán disponibles para atraer a los visitantes que disfruten de sus vacaciones en la temporada de verano y comienzos de otoño, y en la posterior temporada alta o invierno, donde predomina el cliente nórdico y centroeuropeo.

Otra isla. Los directivos del Circo del Sol, que están estudiando regresar pero sin patrocinio de ninguna empresa, sino por su propia cuenta, no descartan tampoco probar de instalarse con su espectáculo en otra isla, que bien podría ser Tenerife. «Todo está por confirmarse aún y ellos están abiertos a todo», indican.

En cuanto a los perfiles de los visitantes que han adquirido sus entradas para presenciar Totem, destaca la de numerosos turistas de los países nórdicos, quienes compraron mucho antes de viajar a Gran Canaria con la intención de no perderse este gran espectáculo circense.

También fueron miles las entradas que se vendieron en Alemania, personas que viajaron a pasar sus vacaciones a la isla y que incluyeron entre sus preferencias para los días de descanso el Circo del Sol.

Otro número importante de reservas se hicieron desde Francia y desde el norte de la Península, así como de todas las isla del archipiélago acudieron personas a disfrutar de las maravillas del circo.