Norte

Pruebas que dejan en evidencia al alcalde

29/12/2017

Los indicios dejan a las claras que el ya ex alcalde se presentó a las pruebas por su vástago. De confirmarse podría haber cometido los delitos de suplantación de identidad y falsificación de documentos públicos.

Sin embargo, los indicios y pruebas sobre el proceder de Báez al presentarse en lugar de su hijo Himar para realizar la prueba para cubrir 61 plazas de alto funcionario (grupo A, subgrupo A1) de la Comunidad Autónoma de Canarias el día 16 de diciembre pasado, dejan en evidencia al ya ex alcalde de Firgas, que desde hace unos días no se presentaba en las instalaciones municipales y este viernes se ha confirmado la renuncia al cargo.

Y es que ese día Manuel Báez, Manolín, coincidió con el exsecretario de Organización de CC en Gran Canaria, Rubén Fontes, que acompañaba a su esposa, al presentarse a las mismas pruebas en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Fontes incluso intercambió unas palabras después de saludar al alcalde de Firgas. No solo se saludaron, sino que al preguntarle por cómo le había salido el examen, Báez respondió con un «bien», sin especificar que el opositor era su hijo. Al argumentario de Fontes se suma la presencia de su esposa, también fue testigo de cómo el alcalde se presentó suplantando a su hijo en el aula donde se realizó la prueba con más de 200 opositores. Además del resto de presentes, tanto los que conformaron el tribunal, como funcionarios, reconocieron también al ex alcalde de Firgas y en ningún momento vieron a su hijo Himar, que incluso podría encontrarse de viaje fuera de la isla en la fecha del examen. Todos aseguran que Báez entró solo en el aula, un hecho objetivo que pueden confirmar las cámaras de seguridad del centro, en las que se puede ver que entró y salió sin su hijo del lugar donde se realizaba la prueba.

Contrastar la identidad

Además, las dos funcionarias que debían tomarle los datos y contrastar con su identidad con el documento nacional de identidad, lo dejaron asistir a la prueba sin realizar el trámite previo al reconocer al dirigente municipal de Coalición Canaria. Además, se tiene como prueba el sobre sellado con la prueba que realizó Báez y su firma, documentos que se pueden someter a una prueba caligráfica al haberla realizado de su puño y letra.

También juega en contra del ex alcalde que, solo con el hecho de presentarse a la prueba, aunque no hubiese rellenado el examen, ya garantizaba que su hijo al menos entraba en una bolsa de trabajo para los puestos ofertados por la Comunidad Autónoma de Canarias. Es decir, con solo suplantar a su hijo aquel día garantizaba al menos su presencia en la bolsa de trabajo y, si no conseguía la plaza, al menos podían llamarlo en un futuro.

A Fiscalía

De esta forma, y con todas estas pruebas, desde la Consejería de Presidencia no descartan que el caso acabe en la Fiscalía, si así lo estima el tribunal examinador, encabezado por el presidente del TSJ de Canarias. Y es que, de confirmarse todas las evidencias, Manuel Báez, Manolín, podría supuestamente haber incurrido en delito de suplantación de identidad y falsificación de documentos públicos.