Moya sale a la calle para fomentar la inclusión social

04/12/2019

El Ayuntamiento norteño celebró este martes el Día Internacional de las personas con discapacidad con el primer encuentro y convivencia Cosiendo inclusión, en el que participaron los usuarios del centro ocupacional moyense y de Firgas, además de sus familiares y alumnado del IES Doramas.

ETIQUETAS:
- moya

La Villa de Moya celebró este martes el Día Internacional de las personas con discapacidad con el primer encuentro y convivencia Cosiendo inclusión, organizado por el Ayuntamiento moyense y en el que participaron los usuarios del centro ocupacional de este municipio y de Firgas, además de sus familiares y alumnado del IES Doramas. Una jornada de intercambio de experiencias y de creación de vínculos de amistad y compañerismo, que estuvo amenizada con la representación de la obra de teatro La mejor aventura de mi vida, en la Casa de la Cultura, talleres para los usuarios de zumba, marionetas, lengua de signos, canciones signadas y gymkana de terapia canina y talleres para las familias sobre técnicas de bienestar emocional. La clausura corrió a cargo del grupo de música Los 600, con un concierto especialmente emotivo en el Anfiteatro Municipal del Parque Pico Lomito, en el que los participantes del encuentro no dudaron en asaltar la pista de baile entre carcajadas, hasta la despedida pasado el mediodía.

El alcalde de la Villa de Moya, Raúl Afonso, dio la bienvenida a los asistentes y explicó en su discurso que con el evento Cosiendo inclusión “todos juntos damos puntadas para facilitar la integración de las personas con discapacidad intelectual” de quienes resaltó que “también tienen valores que aportar a nuestra sociedad y, por supuesto, merecen nuestro respeto, apoyo y cariño, pues tenemos mucho que aprender de ellos”. Afonso también repasó algunas de las actividades con las que el Ayuntamiento norteño promueve la integración de los usuarios y usuarias del centro ocupacional moyense en la actividad cotidiana del municipio, como la participación en la programación cultural y de ocio o en talleres para fomentar el bienestar físico y emocional. “Tratamos de normalizar y visibilizar el papel que desempeñan en nuestra sociedad, escuchando y atendiendo sus demandas y necesidades, además de las demandas y necesidades de las familias”, subrayó el máximo edil. Para recalcar que “el apoyo a unos y otros y el trabajo del personal del centro es fundamental para que las personas con discapacidad se sientan importantes en sus hogares pero también en el municipio en el que viven y del que forman parte como cualquier otro vecino”, concluyó.