Más días con el alma en vilo

    Cargando reproductor ...
18/08/2019

Una semana después Gran Canaria revive la pesadilla con la declaración de un nuevo incendio forestal que afecta desde ayer a una amplia superficie entre los municipios de Valleseco, Moya y Tejeda. Cuando aún el horror del fuego seguía presente en los afectados algunos, como los vecinos de Tejeda, volvían a ver sus casas y toda su vida amenazadas por las llamas.

Inicio. Una imprudencia con una sierra radial en una finca de Las Peñas de Juncalillo, en Artenara, daba comienzo al peor incendio forestal del año en Canarias. Una chispa saltó la carretera y dio arranque al infierno.

carlos s. beltrán las palmas de gran canaria

Pasaban pocos minutos del mediodía del sábado 10 de agosto, con los vecinos del pago galdense de Juncalillo en plenas fiestas en honor a Santo Domingo de Guzmán, celebrando su rama chica cuando el intenso humo rompía la tranquilidad en la zona. Las primeras alarmas saltaban en el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad tras recibir varias llamadas alertando de un conato de incendio en la zona de Las Peñas de Juncalillo, en el municipio cumbrero de Artenara. Así arrancaba la pesadilla que mantuvo en vilo y con el alma encogida a toda Gran Canaria durante cinco días.

Una imprudencia cometida por un profesor de secundaria jubilado mientras cortaba una puerta metálica en un camino dentro de su finca, en la mencionada zona, daría paso al peor incendio del año en Canarias y el tercero más grave de la última década.

Al lugar acudieron de inmediato efectivos de medio ambiente del Cabildo de Gran Canaria con apoyo aéreo para intentar atajar de raíz el fuego, que avanzaba de forma explosiva y veloz por una zona reseca tras un año hidrológico escaso y con temperaturas por encima de los 30 grados.

Según avanzaban las horas, el trabajo por tierra y aire empezaba a dar sus frutos y desde el Cabildo de Gran Canaria mostraban cierto optimismo ante la evolución del incendio. Aquella tarde ya se hablaba de que el 85% se encontraba estabilizado pendiente de un 15% del fuego fuera de control y afectaba a unas 112 hectáreas. Pero nadie pudo ver lo que iba a pasar horas después. Un cambio en la dirección del viento en plena noche daba un giro de 180 grados a la situación. Varias pavesas saltaba el perímetro del incendio y amenazaban Artenara y Tejeda. En cuestión de dos horas la situación se descontrolaba provocando el desalojo del barrio de Peña Rajada. Pese a frenar el avance momentáneamente, el fuego se siguió extendiendo llevando a solicitar el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con base en Tenerife a la vez que se decretaba el Nivel 2 pasando la gestión del incendio a manos del Gobierno de Canarias. La situación se volvía realmente peligrosa lo que llevó al desalojo evacuación del Tablado y las Peñas en Gáldar. Minutos más tarde se evacuaba El Rincón, y tras el los barrios y pagos de Las Arbejas, Las Crucitas y Chajunco, entre otros.

El incendio ya se estaba convirtiendo en una auténtica amenaza para el corazón de Gran Canaria y presagiaba una larga noche en la cumbre luchando contra el avance del fuego. Con las primeras luces del domingo llegaban las primeras malas noticias, el fuego ya afectaba a una superficie de más de 1.000 hectáreas, casi 10 veces más de las iniciales. Los flancos avanzaban hacia la Cuenca de Tejeda y el Pinar de Tamadaba. El dispositivo de extinción se ampliaba con la incorporación de diez medios aéreos llegados desde todas las islas, una muestra de solidaridad y compromiso. Además de solicitaba el envió del hidroavión con base en Málaga para apoyar en dichos trabajos. Más de medio millar de trabajadores de diferentes organismos insulares, regionales y estatales luchaban contra el avance de las llamas. Una lucha que a lo largo del domingo daba sus primeros frutos. El fuego era contenido dentro del perímetro y no avanzaba, pero se preveía una noche larga con fuertes vientos que iban a complicar los trabajos.

Los alisios cumplen con los peores pronósticos y avivan las llamas. Los vecinos de la cumbre vuelven a vivir una noche de pesadilla con desalojados preventivos que alcanzaron hasta el casco de Artenara y Tejeda. Las llamas iluminaban dantescamente la noche alentado los peores augurios. Con el amanecer volvían a surcar el cielo los 14 medios aéreos disponibles, descargando en la zona afectada sin descanso mientras seguía la lucha a pie de llama.

Llegaban las primeras buenas noticias, los vecinos desalojados de varios pagos galdenses volvían a casa. Las llamas no avanzaban y el titánico esfuerzo de los efectivos daba sus frutos. Presagio de lo que estaba por llegar. Tras una tercera noche en vela, el martes por la mañana los vecinos desalojados volvían a sus casas. El fuego seguía contenido y casi sin reactivaciones. A primera hora de la tarde se daba por estabilizado, su control era cuestión de horas. Llegaría el miércoles. Ayer se repetía la pesadilla.

Estabilizado. A las 21.10 horas el Cabildo anunciaba que en torno al 85 % del perímetro estaba estabilizado. Con una superficie afectada es de 112 hectáreas. Un cambio en la dirección del viento lo cambiaría todo.

Pavesas. A las 22.35 horas el Cabildo anunciaba la presencia de focos secundarios entre Tejeda y Artenara por el salto de pavesas. El fuego se extiende de madrugada y provoca desalojos. Se activa el Nivel 2.

Descontrolado. En la mañana del domingo se incorporarán 10 medios aéreos a las tareas de extinción. Continúan trabajando medios terrestres. Se solicita al Ministerio la incorporación de un hidroavión y de la UME de Sevilla.

Contención. Durante el domingo los medios aéreos descargan sobre la zona más de 250.000 litros de agua y se retiran al llegar la noche. Durante el día participan unos 600 efectivos y por la noche continúan en la zona 230.

Pavesas. A las 22.35 horas el Cabildo anunciaba la presencia de focos secundarios entre Tejeda y Artenera por el salto de pavesas. El fuego se extiende de madrugada y provoca desalojos. Se activa el nivel 2.

A disposición. El presunto autor del incendio comparece ante la jueza y tras pagar la fianza de 25.000 euros, acordada en la mañana por la autoridad judicial, elude de forma provisional la medida de prisión.

Medios. Trece medios aéreos, entre ellos dos hidroaviones llegados desde la Península, trabajan en un frente de cinco kilómetros la cabeza del incendio, que es la parte más activa concentrándose en Tejeda, La Aldea y Artenara.

Regreso. Los vecinos de Juncalillo (Gáldar) son los primeros en regresar a sus casas así como algunos de Artenara. No se registran heridos. Los técnicos municipales e insulares comienza a valorar los daños.

Daños. En la tarde de lunes, los servicios municipales del Ayuntamiento de Gáldar se desplazan a la zona alta del municipio, en los pagos de Juncalillo y Barranco Hondo, para iniciar las labores de restablecimiento de servicios.

Reactivaciones. Durante la noche del martes hay pequeñas reactivaciones en el interior de lo quemado, en la zona de El Rincón y Parque de Otoño. El resto del perímetro no presenta problemas. Se da por estabilizado.

Extinción. En la tarde del miércoles el Gobierno de Canarias, tras cinco días, da por controlado el incendio de la cumbre de Gran Canaria. Las tareas de extinción en la zona continúan hasta mañana lunes, ya desde tierra.