Vecinos de la calle Galicia llevan la obra de la MetroGuagua al juzgado

27/12/2019

Los residentes de un inmueble frente al Mercado Central tienen problemas de acceso a su edificio desde que se ejecutó el nuevo adoquinado de la calle. Además, la acera obstruye las salidas de ventilación del sótano. Denuncian ante el silencio administrativo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Una comunidad de propietarios de la calle Galicia ha demandado en el juzgado al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a razón de los trabajos de la MetroGuagua en la céntrica calle de la capital. Los vecinos acuden a la justicia para denunciar que las obras de adoquinado realizadas en la vía para la instalación de la guagua exprés han generado distintos problemas al inmueble en el que residen.

Además, aseguran que han tomado esta decisión porque se han encontrado con el silencio por respuesta cada vez que han reclamado al gobierno de la ciudad que se subsanen los problemas con las que se encuentran.

En concreto son dos las taras que ahora afectan al inmueble, debido al nuevo adoquinado de la calle, convertida en plataforma única para el paso en el futuro de la MetroGuagua.

Uno de ellos es que la acera ahora se encuentra a un nivel superior al de el escalón de acceso al edificio, por lo que las personas que padecen movilidad reducida tienen muy complicado el ingreso al portal. Además, tal y como acreditan en la demanda ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos, desde que se violentó el acceso al edificio numerosos vecinos han sufrido accidentes que han requerido de atención médica.

Con la demanda esperan que se subsanen los problemas

El otro problema es que el nuevo relieve de las aceras ha tapado parcialmente las ventanillas de ventilación de los sótanos del edificio.

La práctica de la prueba testifical ha sido admitida y señalada por el juzgado para el próximo dos de marzo, día en el que ambas partes deberán comparecer para declarar.

Los vecinos de este inmueble de la calle Galicia tomaron la determinación de judicializar el asunto después de dirigirse en dos ocasiones, ambas sin éxito, al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Este hecho les ha indignado hasta el punto de judicializar tras la falta de argumentos del Ayuntamiento ante sus escritos de los pasados 10 y 26 de julio.

En su escrito refieren que, además, la jurisprudencia dice que el silencio administrativo ha de calificarse como carencia de fundamentos y motivación de la administración ante su petición.

Petición.

Lo que pretenden conseguir los vecinos de la comunidad de propietarios de la calle Galicia es simplemente que se tomen medidas. Y que estas comprendan la subsanación de los problemas de accesibilidad que ahora mismo encuentran para acceder al edificio y que se contemple algún tipo de trabajo en el que se encuentre una solución para no perjudicar la ventilación de los sótanos.

Y es que en su escrito de demanda, alegan que «el perjuicio sufrido supone una continuidad con el oscurantismo de la actuación municipal y en definitiva la demostración palpable de que al no evitarse los perjuicios originados en el edificio se cometió vulneración de la legalidad».

Esto es algo que ya se deberá resolver en los juzgados ante los intentos infructuosos de los vecinos de encontrar otra salida.