Una guagua hace una ruta por la ciudad para recoger a los sinhogar

28/03/2020

Guaguas Municipales pone un vehículo a disposición del Ayuntamiento para recoger a las personas que duermen en las calles y llevarlas a los centros de La Isleta y El Polvorín. Un trabajador social va en el coche para informarles de los recursos

Guaguas Municipales se ha puesto de lleno a colaborar con Protección Civil, la Policía Local y los servicios sociales municipales para tratar de asistir a las personas sin techo. Para eso, cada día, un vehículo de la flota realiza dos rutas por la ciudad con el fin de llevar a las personas sin hogar que lo deseen hasta los centros de emergencia abiertos por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en La Isleta (Fábrica del Hielo) y en El Polvorín (antiguo colegio Ramón y Cajal).

Un recorrido tipo parte del parque de Santa Catalina y sigue por la plaza de Las Ranas, Primero de Mayo, Spar de San Bernardo, calle Arco, avenida Juan XXIII, León y Castillo, Hiperdino de Luis Doreste Silva, Cebrián, parque de San Telmo y parque romano.

Alrededor de treinta personas han ingresado en los centros de atención sociosanitaria por este método. También ha habido días, como ocurrió el pasado domingo 22 de marzo, en el que siete personas sin hogar prefirieron bajarse de la guagua y manifestaron su intención de acudir a alguno de los dos centros por sus propios medios.

Los inmigrantes que estaban en El Polvorín fueron derivados a un centro de Cruz Roja

El Ayuntamiento puso en marcha este servicio de recogida el sábado 21 para facilitar el acceso a los recursos asistenciales de estas personas. En principio se planteó la posibilidad de que la acción fuese desempeñada por la Unidad Militar de Emergencias (UME), pero el día 20 por la noche se vio que era imposible y se pensó en hacerlo con Guaguas Municipales.

El chófer, que va equipado con el vestuario de autoprotección (gafas, mascarillas y guantes) está acompañado por un trabajador social, que es el que informa a las personas sin hogar de los nuevos recursos para tratar de evitar que sigan en las calles expuestos a un posible contagio del coronavirus. También tienen asistencia de voluntarios de Protección Civil y de agentes de la Policía Local

Inicialmente el centro de El Polvorín estaba ocupado por los 66 inmigrantes que llegaron a principios de enero a Gran Canaria en patera y que se vieron en la calle hasta que fueron atendidos por Cáritas. Sin embargo, ante la crisis del coronavirus, el Ayuntamiento solicitó el traslado de estas personas a la Delegación del Gobierno. Ahora estas personas se encuentran alojadas en los recursos que gestiona Cruz Roja, según informaron desde el Ejecutivo central.

Un perfil marcado por el alcohol

Aunque todavía es pronto para establecer un perfil definitivo del usuario de los centros sociosanitarios que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha habilitado en la Fábrica del Hielo (La Isleta) y en el centro de emergencias (El Polvorín) con motivo de la crisis del coronavirus, ya se puede apreciar que hay un beneficiario que es mayoritariamente hombre y cuya situación está asociada al consumo activo de alcohol y/o de otras sustancias estupefacientes.

En un principio se dijo que las personas sin hogar que ingresaran en los centros no podrían salir, pero finalmente se ha reconocido que no pueden ser retenidos contra su voluntad.

Así, en los primeros días de funcionamiento del centro de El Polvorín, una joven decidió marcharse. «Se le dijo que si salía no podría volver a entrar», explicaron las fuentes consultadas por este periódico.

Los trabajadores del centro de El Polvorín han solicitado también al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que refuerce la vigilancia privada ya que denuncian que solo hay un agente en la sala de cámaras y lo consideran insuficiente.

Una guagua hace una ruta por la ciudad para recoger a los sinhogar

El Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha puesto a disposición del dispositivo de emergencias municipal las instalaciones del polideportivo Jesús Telo, en La Isleta, para acoger a personas que no tienen hogar, en caso de que se desborden los dos centros sociosanitarios que están operativos en La Isleta (Fábrica de Hielo) y en El Polvorín (centro de emergencias).

De hecho, se pensó en utilizar este recurso en caso de que no se pudieran poner en uso los dos dispositivos activos en la actualidad.

El pabellón Jesús Telo, que por motivo de la crisis sanitaria del coronavirus está bajo el control del Centro de Emergencias de la ciudad, es un edificio de dos plantas que fue construido sobre una parcela de 6.100 metros cuadrados a la puerta dl Confital, e inaugurado en 1996.

El nuevo dispositivo aportaría 90 camas suplementarias a las 52 del centro de El Polvorín, a las 50 de la Fábrica de Hielo y a las 116 que hay en los tres centros tradicionales de acogida del municipio (Gánigo, La Naval y El Lasso). En 2018, en un temporal de viento, ya cumplió esta función.

Por el momento, los dos centros habilitados durante la actual crisis sanitaria tienen plazas disponibles, ya que el nivel de ocupación ronda el 77% aproximadamente. Del total de personas acogidas, unos 40 se encuentran en el centro de emergencias de El Polvorín, mientras que el resto (39) se encuentran en La Isleta, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria el pasado jueves.

En principio, con los dos centros nuevos se daría asistencia a la población sinhogar de la capital -76 personas, según el último recuento-, si bien esta cifra puede haber aumentado en los últimos días con personas que no puede pagar hostales.