Los sinhogar ya no podían esperar más

21/03/2020

El centro de emergencias del Polvorín se suma a la Fábrica de Hielo de La Isleta para acoger a las personas sin techo. Algunos habían ido a solicitar amparo. Se trabajó a marchas forzadas para equipar ayer los dos centros

El Ayuntamiento terminó ayer de equipar la Fábrica de Hielo de La Isleta para acoger a personas sin techo, y además sumó el centro de emergencias de El Polvorín para este fin. De este modo, el Consistorio capitalino ofrece 102 plazas para rescatar de las calles a las personas que pernoctan al raso y evitar una potencial exposición de riesgo al coronavirus. De acuerdo con el último censo elaborado por los servicios sociales municipales, en diciembre, el número de personas sin hogar era de 76.

La intención del grupo de gobierno era que la Fábrica de Hielo estuviera operativa este jueves pero dificultades de suministro energético y de dotación de mobiliario retrasaron la apertura. De hecho, ayer a media mañana empezaron a llegar las primeras sillas de plástico -un cargamento de unas cien unidades- y horas después, las camas.

El miércoles, el día que se anunció su utilización como centro sociosanitario para los sinhogar, un dispositivo especial de limpieza repasó el interior de las instalaciones, que habían quedado sucias tras las obras que han permitido adecuarlo para el fin actual.

Ese mismo día, pero sobre todo el jueves, varios indigentes ya se acercaron para solicitar su ingreso pero se encontraron con un centro inoperativo.

Debido al hecho de que la Fábrica del Hielo resultaba insuficiente para atender a toda la población sin hogar, el Ayuntamiento decidió habilitar también el centro de emergencias que se construyó en el barrio de El Polvorín.

Las personas sin hogar que sean acogidas en los centros de La Isleta y El Polvorín no podrán salir hasta que se levante la orden de confinamiento

Como este recurso está fuera de la ruta principal de las personas sin hogar (que suelen vivir en la zona Puerto), la intención del Ayuntamiento era llevar a los usuarios en vehículos de Protección Civil. Una vez que los sin techo entren en estos dos centros no podrán salir a la calle hasta que se levante el estado de alarma decretado por el Gobierno. El tripartito estuvo negociando con la UME la posibilidad de dotar los centros, en especial lo relativo a las camas, pero finalmente el acuerdo se materializó con Cruz Roja, al menos en La Isleta.

Para minimizar el riesgo de contagio, en ambos centros se garantizará el cumplimiento de los protocolos de contención y prevención del coronavirus. Por eso, se han suspendido las actividades y se ha intensificado el seguimiento de la salud de los usuarios.

Cruz Roja gestionará el centro de La Isleta e Icot llevará el de El Polvorín.