Un verano sin museos municipales

22/08/2018

Solo uno de los tres museos que pertenecen al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se encuentra operativo durante el periodo estival. El Museo Néstor está fuera de servicio por las obras en el Pueblo Canario y el del Castillo de Mata por vacaciones, a pesar de pretender ser un referente para la ciudad.

La oferta museística del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se encuentra en horas bajas este verano. De las tres instalaciones de titularidad municipal, solo una está en disposición de recibir visitantes a lo largo de este periodo estival, ya que uno de los museos se encuentra en obras y el otro cerrado por vacaciones. Todo ello en el corazón de una capital que presume de atractivo turístico.

La red de museos dependientes del gobierno municipal se limita a tres infraestructuras: el Castillo de La Luz –sede de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino–, el Museo Néstor, ubicado en las entrañas del Pueblo Canario, y el Museo de la Ciudad y el Mar en el Castillo de Mata, Solo el primero se encuentra en estos momentos recibiendo visitantes.

El Museo Néstor tiene coartada. El emblemático escenario del Pueblo Canario en el que se encuentra domiciliado está recibiendo en estos momentos unas obras de rehabilitación del conjunto, una actuación que comenzó a ejecutarse el pasado mes de diciembre y espera estar concluida en el último trimestre del presente año.

Sin embargo, el Castillo de Mata está simplemente cerrado por vacaciones. Esa es la explicación que se ofrece desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. La corporación explica que este enclave, en el que en teoría se describe la trayectoria de la ciudad desde su fundación, apenas tiene impacto en el mercado turístico. Se sostiene desde el Ayuntamiento que aproximadamente el 75% de los usuarios provienen de visitas escolares o grupos organizados. Y que este tipo de expediciones no acuden en verano. Por lo tanto, se baja la persiana y se manda al personal de vacaciones.

No queda muy claro si esta es una buena o una mala excusa. En cualquier caso muestra la fragilidad de la gestión de una infraestructura por la que se esperó 12 años y que tuvo un coste de más de 10 millones de euros. Un gigante con un potencial enorme y del que apenas tiene consciencia la población de la capital y, por consiguiente, el mercado turístico.

Desde la oposición, el Partido Popular se ha mostrado critico en los últimos días con el hecho de que al llegar al Castillo de Mata lo único que reciba al visitante es una cristalera cerrada con un folio DIN A4 en el que se lee: cerrado por vacaciones. «Actualmente la ciudad se encuentra por encima del 80% de la ocupación. Si queremos atraer turistas del sur a la ciudad, del extranjero o a nivel nacional, no es posible que esta instalación se encuentre cerrada en el mes de agosto», expuso María Torres, concejal de la formación conservadora.

La situación en la que se encuentra el Museo de la Ciudad y el Mar es única en el archipiélago. Las infraestructuras expositivas con las que cuenta el Cabildo de Gran Canaria, por ejemplo, se encuentran todas abiertas. Mientras que en Santa Cruz de Tenerife, el Museo de Bellas Artes, de titularidad municipal, también se encuentra operativo a pesar del periodo estival.

Ese aspecto también fue destacado por la concejal del PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. «Es normal que en otros museos las visitas guiadas sí puedan ser suspendidas por descanso del personal, pero en ningún caso se cierra la instalación. En agosto es cuando muchas personas tienen tiempo para poder venir con su familia», comentó.

Un verano sin museos municipales

Inaugurado en marzo de 2015, el Castillo de Mata apenas ha avanzado como lugar emblemático para conocer la historia de la capital grancanaria. La historiadora Ángeles Alemán fue la responsable de idear el proyecto pero pasado el tiempo comentó su «dolor» porque la idea original, puesta en marcha por el anterior grupo de gobierno, se había quedado estancada.

La posibilidad de conocer la historia de la capital en un lugar emblemático, la antigua Casamata que tanto simbolismo alcanzó en la defensa del Real de Las Palmas.

Esta edificación del siglo XVI apenas cuenta con fondos ni con una hoja de ruta convincente, como indicó también en su momento el coordinador general de los castillos José Aguiar.

Eso es en lo que quiere incidir en estos momentos el Partido Popular desde su discurso de oposición y encarando ya año electoral. «Tampoco hay programación prevista a partir de septiembre y los turoperadores apenas conocen la existencia de este museo, que dispone de unos horarios de visita muy reducidos, ya que las visitas guiadas son tienen lugar los sábados a las 12:00 horas, mientras que por las tardes solo abre dos días a la semana durante el resto del año», enfatizó.

El museo del Castillo de Mata volverá a abrir sus puertas en el próximo mes de septiembre, sin haber alcanzado tres años después de su estreno un estatus relevante en el mapa cultural de la ciudad.

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados