Las obras de rehabilitación del Pueblo Canario permiten que aflore una cámara de reflexión en el corazón del conjunto arquitectónico

Una sala masónica en el Pueblo Canario

    Cargando reproductor ...
06/12/2017

Las obras de rehabilitación del Pueblo Canario han sacado a la luz una cámara de reflexión, una sala utilizada por los masones para que los aprendices inicien su camino iniciático dentro de la logia. Se encuentra en el centro justo del Pueblo Canario y está alineada con la obra Poema del Mar del museo Néstor.

Las Palmas de Gran Canaria

Posiblemente, el único que sabía de su existencia era el director del Museo Néstor, Daniel Montesdeoca. Pero la obra de rehabilitación del Pueblo Canario ha permitido descubrir el secreto que guardaba el conjunto arquitectónico. «Se trata de una cámara de reflexión», explicaba este martes Montesdeoca en la visita que se realizó junto a las autoridades municipales para ver la marcha de la rehabilitación.

La cámara de reflexión era una sala en la que los neófitos daban sus primeros pasos para convertirse en masones. «Yo la conocía de pequeño pero no tenía percepción de lo que era», prosiguió el historiador, «pero hace dos o tres años empecé a mover planos y a pesar de que Miguel Martín-Fernández de la Torre cambió la proyección del edificio siempre respetaba ese círculo dentro del claustro». El descubrimiento de la sala, que se ha venido usando como almacén y bodega, verá la luz en una publicación en breve.

«Cuando hicimos el levantamiento nos dimos cuenta de que la cámara estaba justo en el centro» de la edificación, explican los técnicos municipales. Pero además es que marca el eje entre el bodegón y la obra Poema del Mar, de su hermano Néstor.

Los especialistas del Ayuntamiento creen que se trata de «un guiño» de Miguel hacia Néstor, ya que este último era masón. No está acreditado, en cambio, que Miguel Martín-Fernández de la Torre lo hubiera sido. En cambio, ambos sí eran rotarios.

Ahora el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se plantea permitir el acceso del público a la sala, probablemente con visitas guiadas o restringidas, una vez que el Pueblo Canario vuelva a abrir sus puertas, a finales del año que viene.

Las obras de rehabilitación han comenzado ya para tratar las cubiertas, arreglar humedades y garantizar la estabilidad estructural del edificio. En una segunda fase de la obra, en licitación, se rehabilitará el Bodegón como restaurante, que comenzará a funcionar en septiembre de 2018. La última fase se centra en el arreglo del museo, la plaza, las tiendas y la ermita. En total, se invertirán unos 2,7 millones de euros

Una sala masónica en el Pueblo Canario

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, confirmó este martes la noticia de que las principales obras del Museo Néstor serán trasladadas, a partir del día 16, al castillo de Mata. «La gente podrá seguir viendo allí las obras de Néstor hasta 2018, que es cuando se acaba la obra», aseguró. El regidor explicó que el motivo del traslado es que la obra de rehabilitación del Pueblo Canario afectará al museo, que además se someterá a una renovación de sus instalaciones.

El director del Museo Néstor, Daniel Montesdeoca, aclaró que se tendrá que hacer una selección de obras que se muden al castillo, pero citó como imprescindibles en la nueva sala expositiva el Poema del Mar y el Poema de la Tierra, que son los «iconos» que todo el mundo desea ver. En todo caso, Montesdeoca detalló que ahora habrá que conjugar «los dos discursos»: el de la historia de la ciudad que contiene el museo del castillo de Mata y el de Néstor.

Las obras del Pueblo Canario también contemplan la instalación de cantería en todo el perímetro del patio interior, siguiendo la propuesta de Miguel Martín-Fernández de la Torre, dejando el centro a otros materiales como mármol.