Tamaraceite Sur pierde viviendas y aumenta las zonas comerciales

27/04/2019

El pleno aprobó el cambio del Plan General que permitirá introducir dos nuevas zonas comerciales frente a Alisios y reducir el número de casas previsto inicialmente. También se construirán cinco edificios de pisos en el gran parque proyectado en el barrio de La Suerte

El Ayuntamiento aprobó este viernes, con los votos a favor del pacto de gobierno y el rechazo de toda la oposición, la modificación del Plan General de Ordenación en el ámbito de Tamaraceite Sur. En líneas generales, se reduce el número de viviendas previstas (de 2.554 a 1.808); se introducen dos nuevas dotaciones comerciales; y aumenta la superficie de zonas verdes, si bien introduce cinco edificios en lo que iba a ser el gran parque de La Suerte.

La reducción en el número de pisos afectará a la posibilidad de construir viviendas protegidas, no solo por la reducción del parque general de casas, sino también porque se reduce el porcentaje destinado a algún nivel de protección (del 70% al 62%). Esto hace que el gran sacrificio en materia de vivienda lo asuma la protegida (habrá 667 menos) frente a la renta libre, que solo pierde 79.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aseguró que se cubre la obligación legal de dotar el 30% a viviendas protegidas y culpó al Gobierno de Canarias y a su «socio», el PP, por no haber construido ningún piso de promoción pública en la capital grancanaria. También reseñó que se reducen las alturas.

Para el portavoz del PP, Ángel Sabroso, se pierde la oportunidad de promover recursos habitacionales para los sectores más desfavorecidos.

Otro de los grandes cambios es la introducción de dos parcelas comerciales frente a Alisios, que se plantean como una zona de transición entre la actual oferta comercial y la nueva zona residencial. «Será un área de pequeño comercio», señaló Doreste.

El PP apuntó que esta zona comercial se vincula precisamente a los bloques de renta libre, mientras que las viviendas protegidas se destinan en un solar que se había cedido ya a Visocan -junto a la rotonda de la gasolinera más próxima a la circunvalación- y en la parte superior de la ordenación, la más próxima a la Cruz del Ovejero.

A esto respondió Doreste que a los populares les molesta que «se reserve la parcela más apetitosa a vivienda protegida».

Las zonas verdes también sufren una alteración sustancial. Aunque en la nueva ordenación los espacios libres aumentan en 9.183 metros cuadrados (un 18% más), su distribución cambia: en vez de un gran parque de unos 37.000 metros cuadrados en La Suerte, se introducen parques más pequeños en cada manzana y se extiende el corredor verde por el centro de lo que antes eran las cinco parcelas para viviendas, situadas justo por encima del centro comercial Alisios.

Esta redistribución abre la puerta al recorte del parque previsto en La Suerte, donde ahora se proyectan cinco bloques de viviendas. Doreste indicó que así se evita el aislamiento al que quedaban sometidos los vecinos de La Suerte, en virtud de una carretera que conducirá a la nueva rambla que va a Cruz del Ovejero. Para el PP, en cambio, esto es un error, mientras que Ciudadanos, a través de Javier Amador, también criticó esta «segmentación».