Nuevo Juguete del Viento para La Puntilla

08/03/2020

La escultura de César Manrique se reconstruirá desde cero. La obra se retiró en 2016 para acometer una restauración que finalmente no ha sido posible por el estado de deterioro de sus piezas originales. El Ayuntamiento ya ha redactado el proyecto.

La escultura original del Juguete del Viento del lanzaroteño César Manrique nunca volverá a la plaza de La Puntilla. El estado de deterioro que presenta a causa de la erosión marina ha hecho imposible la reconstrucción total del conjunto de piezas que la integraban. Su lugar lo ocupará una réplica, pues la obra se va a reconstruirse desde cero, «salvo la cimentación», apuntan fuentes del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que añaden que si bien algunos de estos elementos eran recuperables, los técnicos no aconsejan su reutilización, porque, «aunque no estén del todo mal, terminaría oxidándose el resto de piezas».

Así las cosas, el Consistorio capitalino ya tiene redactado el proyecto para llevar a cabo la construcción de la réplica de la escultura. Un documento que se asegura desde la administración local que ha estado supervisado por la Fundación César Manrique, entidad cuyo objetivo es la conservación y difusión del legado del artista, y que solo está pendiente de la aprobación de los presupuestos municipales definitivos de 2020 –prevista para este mes de marzo– para conocer la cuantía con que se dotará y posteriormente continuar con el procedimiento habitual de licitación y adjudicación de los trabajos.

El proyecto, avanzan desde el Ayuntamiento, prevé «la realización de un tratamiento que retrase lo máximo posible la oxidación», para «intentar no perjudicar la estructura», además de la introducción de «varios elementos para reforzar» la misma.

Cabe recordar que la escultura móvil de Manrique se instaló en un extremo de la plaza de La Puntilla, junto a la playa de Las Canteras, en el año 1995 –cuatro después de ser adquirida por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria–. El mismo espacio en el que permaneció hasta que se decidió su retirada en noviembre de 2016, con el objeto de someterla a un proceso de rehabilitación, pues presentaba un preocupante estado de deterioro.

Y es que la mayor parte de las 52 piezas que integraban el Juguete del Viento mostraban un avanzado grado de oxidación, hasta el punto de que provocó que algunas partes se partieran e incluso se cayeran de la estructura.

Además, los daños que presentaba la escultura, con unas dimensiones de 9,70 metros de alto por 5,76 de ancho, estaban afectando a su estabilidad. Y es que la oxidación impedía girar las piezas de la escultura, tal y como estaba previsto en el diseño original de artista lanzaroreño, y la estabilidad de la obra se veía afectada por la acción del viento.

Aunque el plan inicial del Consistorio era limpiar y restaurar unas piezas que se depositaron en unos talleres municipales, ahora se anuncia que el proyecto comprende la reconstrucción integral de la obra. Algo que probablemente modificará la cuantía de más de 200.000 euros en los que, en mayo de 2018 ,tasó la intervención la concejala Inmaculada Medina.

La edil de Servicios Públicos explicó en ese momento, además, que hasta su retirada la escultura tenía «un mantenimiento cada 15 días». Además, dijo que en 2008 se procedió a «lijarla para retirar todo el óxido» y «se desmontó toda la estructura en 2010 con la construcción de la plaza de La Puntilla». Y que en el año 2013 también se limpió.